Qué ver en Edimburgo

Tras doce días recorriendo Escocia, por fin llegábamos a Edimburgo, una ciudad animada, bulliciosa y llena de vida que teníamos muchas ganas de descubrir. Esto es lo mejor de Edimburgo.

Qué ver en Edimburgo y alrededores en dos o tres días

DÍA 1 - EDIMBURGO

El primer día lo teníamos muy ocupado.
Comenzaríamos con la visita guiada de Conociendo Escocia, Caminando y Conociendo Edimburgo para tomarle el pulso a la ciudad.
Nos encantó conocer la historia de Edimburgo y de algunos de sus habitantes más ilustres o no tanto, pero tan interesantes que dan nombre a pubs o forman parte de las leyendas de la ciudad.
Este tour dura tres horas y nos llevó desde la Esplanade del castillo a descender por la Royal Mile para conocer la historia del Loch Nor donde acababan las mujeres acusadas de brujería; de William Brodie, el Diacono, personaje que sirvió de inspiración a Stevenson para su Jekyll and Hyde; pararnos en Mercat Cross, lugar donde se ubicaba el mercado y donde se ejecutaban algunos castigos; acercarnos a Grassmarket donde en tiempos estuvo la horca y terminar en el Greyfriars Kirk y conocer las historias espeluznantes de su cementerio y otras más amables como la del pequeño Bobby, el leal perrito al que se le erigió una estatua en su honor. Podéis leer todo el recorrido y conocer más a fondo esta ruta en Caminando y Conociendo Edimburgo, sobre la que escribimos hace algún tiempo.
Tras la comida, habíamos reservado la visita guiada en español para TheReal Mary King's Close, una de las más interesantes que ofrece la ciudad y que ya os contamos hace algún tiempo. Un lugar único, cuya visita está muy bien organizada y que recomendamos si estáis por la ciudad.
Pasear por la Royal Mile hacia abajo, donde se transforma en Canongate para llegar hasta el Palacio de Holyrood, es otra de las actividades imprescindibles de la ciudad. Este paseo nos da la oportunidad de contemplar muchos edificios interesantes, en el tramo más tranquilo de La Milla, como la Huntly House, en el 142 de la calle, que alberga el Museum of Edimburgh.
Royal Mile - Edimburgo 
Justo al final, se llega hasta el moderno Scottish Parliament, inaugurado en 2004.

Las Bóvedas Subterráneas
La última cita del día era a las 19:30 en MercatCross. A través de Conociendo Escocia, teníamos reserva para visitar las Bóvedas Subterráneas con la empresa Mercat Tours en español.
Esta ruta nos llevaría a lo más oscuro de Edimburgo, historias reales de venganza y muerte que cruzan el umbral que separa el lugar de los vivos y el de los muertos.
También nos ofrece la posibilidad de adentrarnos en las bóvedas subterráneas que están bajo el South Bridge, bajo el cual hay un laberinto subterráneo que, según se cuenta, es el lugar más embrujado de la ciudad.
A este lugar, ya se entra sugestionado por el ambiente mismo que veníamos respirando durante todo el día. Pero claro, si a esto le añadimos que nuestro guía, vestido de negro y con capa, nada más entrar nos explicó, que cuatro personas al día, por uno u otro motivo, piden salir de las cámaras y abandonar la visita y que todo lo que él nos iba a contar eran testimonios reales, tomados de guías y turistas… el miedo o por lo menos, algo de recelo, se apoderará del visitante.
Fuente: Mercat Tours / Bóvedas Subterráneas

Descendimos a la luz de las velas varios pisos e insistía en que cualquier sensación extraña que notáramos o cualquier incomodidad se lo comunicáramos y nos acompañaría a la salida.
Y esta es la historia de nuestro viaje al inframundo:
En un principio, este lugar se ideó como mercado, almacenes y talleres, pero a los pocos años fue abandonado porque no era operativo. Se convirtió en hogar de prostitutas, delincuentes y gente de mala vida. También de asesinos, que se convirtieron en traficantes de cuerpos, comprados por un médico sin escrúpulos que no hacía preguntas, para sus clases de anatomía.
Este preámbulo y la atmósfera era un caldo de cultivo para que las historias de miedo fluyeran y yo tuviera que mirar todo el rato por encima de mi hombro con inquietud, vislumbrando o imaginando una sombra o un sonido allí donde no había nada.
Fuente: Mercat Tours / Bóvedas Subterráneas

Las historias más inquietantes, eran aquellas que relataban experiencias de guías y visitantes, pues son aquellas con las que más identificados nos sentíamos y veíamos como más cercanas.
Nos contaron como hay un zapatero que se aparece de forma habitual y al que todos describen como tranquilo y cuyo taller recomiendan como refugio en caso de que ocurra algo en las salas. Yo intenté recordar el lugar, por si acaso.
Fuente: Mercat Tours / Bóvedas Subterráneas

Otra imagen que es común en el lugar es la de un niño pequeño, y la historia de cómo un niño que iba en uno de los grupos pidió permiso para jugar con él, ante los ojos pasmados del resto que no veían nada es una de las historias más inquietantes de la noche.
Pero el ser que da más miedo, entre todos aquellos que se aparecen es Mr. Boots, el más fuerte y el que fue captado en una imagen que puede verse al final del recorrido, en el museo.
Una hora y cuarto después, regresamos a la superficie, encantados con todo lo que hoy habíamos descubierto del Edimburgo más tenebroso.

DÍA 2 – EDIMBURGO

Nuestros planes de hoy pasaban por visitar el castillo a primera hora de la mañana, a las 9:30 horas, justo a la hora de apertura.
Esplanade - Castillo de Edimburgo 
Con las Explorer no hace falta pasar por taquilla, pero si queréis alquilar audioguía hay que ir al despacho que está entrando a la derecha y con las tarjetas te hacen un 20% de descuento en el precio.
El castillo está ubicado en un volcán extinto habitado desde la Edad de Bronce. Fue fortaleza desde el s. VIII, aunque el actual data del s. XII.
En él murió David II Bruce y María Estuardo dio a luz a Jacobo VI, que se convertiría en Jacobo I de Inglaterra.
El recinto se ha transformado mucho desde su construcción primitiva y actualmente podemos ver edificios y elementos de distintas épocas, desde St. Margaret Chapel  que data del s. XII, hasta los Castel Vaults y la posterior Prisión Militar.
Dentro del recinto amurallado encontramos interesantes museos, podemos visitar los calabozos y ver las condiciones de vida de los prisioneros de guerra y observar los grafitis que dejaron grabados en las puertas y contemplar obras de algunos de ellos, que fueron grandes artesanos.
También tenemos la posibilidad de acceder a estancias del Palacio, como la habitación donde María Estuardo dio a luz y las Honours of Scotland, el cetro, la espada y la corona junto con la Stone of Destiny, la piedra sobre la cual se coronó a los reyes de Escocia durante siglos y que en 1996 fue restituida a Escocia por Inglaterra que la conservaba desde 1296.
Castillo de Edimburgo 
Interesantes son también, las baterías de cañones, entre ellos el Mons Meg (uno de los más antiguos del mundo) o el One O’Clock Gun, cañón de la II Guerra Mundial que se dispara todos los días laborales a las 13 horas.
Según escuchamos en la audioguía, no se dispara a las 12 del mediodía para ahorrarse 11 cañonazos.
Terminada la visita al castillo, que puede llevarte toda la mañana o más, caminamos por la Royal Mile entrando en algún close y en St. Giles.
Es muy interesante la Thistle Chapel (al final de la nave a la derecha), que ahora es sede de la orden de caballería la Orden del Cardo y donde se celebran las ceremonias donde los caballeros todavía se sientan en el sitial correspondiente al blasón de su familia.
St. Giles - Edimburgo 
El Calton Hill es un agradable parque con muy buenas vistas de Edimburgo. En él podemos ver el Monumento a Nelson y el City Observatory, aunque lo que más llama la atención es el National Monument, lo que pretendía ser una copia del Partenón y cuya construcción se vio interrumpida por falta de presupuesto.
National Monument - Edimburgo

Descendemos hacia la ciudad nueva, caminando dirección Princess St., una calle recta que recorre casi una milla.
Princess St. - Edimburgo 
Al principio de la calle está el fabuloso monumento neogótico, Scott Monument, en memoria de Sir Walter Scott.
Scott Monument - Edimburgo
Esta elegante arteria, está jalonada de jardines y tiendas y nos detenemos por el mítico Hotel Balmoral. Paseamos por la animada calle peatonal  Rose St., con muchos pubs y tiendas por descubrir, y por Charlotte Square, plaza cuadrada rodeada de edificios armoniosos, terminando así nuestra visita a los lugares más importantes de la ciudad.

TIPS DE VIAJE

Transporte público
Precio billete sencillo autobús £1,50.
Precio Dayticket £4

Comer y beber en Edimburgo
- Oink en 34 Victoria St.  y 82 de Canongate, donde se puede probar su único y delicioso bocadillo de cerdo asado, ojo, cuando el cerdo se acaba cierran el restaurante.
- The World’s End en 2-8 High Street, donde probamos un rico haggis y un buen steak.
 
- The Last Drop en 74-78 Grassmarket
 

Visitas más importantes en los alrededores
Como ya os hemos contado en otras etapas de nuestro viaje, Edimburgo posee unos alrededores muy interesantes.
Acercarse a las Petlands a disfrutar de sus verdes praderas y de las vistas o incluso deslizarse por sus cuestas esquiando; maravillarse con la Rosslyn Chapel y jugar a descubrir sus misterios; disfrutar de las abadías de Melrose y Jedburgh, aprendiendo más de la fascinante historia del país o acercarse hasta el muro de Adriano, vestigio de hasta donde llegó el Imperio Romano, son solo algunas de las actividades que se pueden hacer en el día desde Edimburgo.

Seguros de viaje
No hay que olvidarse de contratar un seguro de viaje, siempre que salimos de nuestro país. Nosotros lo recomendamos incluso si viajas por Europa con tu Tarjeta Sanitaria Europea, ya que, a pesar de que atenderán al viajero en caso de necesidades sanitarias, no se cubrirían los gastos de repatriación, por ejemplo. También es recomendable si vas a estudiar a Escocia, contratar un seguro de viaje de estudiantes que entre otras muchas cosas, se haría cargo del viaje de un familiar en caso de hospitalización.

Explorer Pass
Aunque ya hablamos de ella en otros capítulos del viaje, recordamos su funcionamiento ya que es una tarjeta muy útil.
Las Explorer Pass que llevábamos eran de 7 días y durante 14 días podríamos utilizarlas cuando quisiéramos, pero sólo 7 días, así que hay que llevar bien programadas las visitas pues solo puedes utilizarlas esos días y no más. Cada día, te sellan la casilla en el primer sitio al que accedes y ese día se cancela. Los 14 días durante los cuales puedes utilizarla, comienzan a contar en la fecha de la primera visita.

Etapas anteriores de viaje

Otros diarios y blogs sobre Escocia:
Blogs de viajes a Escocia

Agradecimientos a Conociendo Escocia por invitarnos a sus tours y a Mercat Tours por la cesión de sus fotografías.




Diseño web por Hazhistoria