19 de agosto de 2015

Diario de Viaje: Escocia en coche - Elgin, St. Andrews y castillos encantados (Parte IV)

Ruinas sugerentes, castillos encantados, monumentos misteriosos... estamos en la tierra del whisky y seguimos recorriendo en coche un país que no deja de sorprendernos cada día que lo conocemos un poco más.

DÍA 8: De Elgin a Stonehaven

Tras un entrenamiento matutino por los campos y bosques que rodean la bucólica iglesia donde habíamos pasado la noche, los propietarios del original bed and breakfast nos agasajaron con un contundente desayuno, que previamente por la noche habíamos elegido.
Nos despedimos, dejamos nuestras impresiones en el libro de visitas y nos fuimos directos a Elgin para visitar su espléndida catedral o lo que queda de ella, conocida como "La Linterna del Norte".
Catedral de Elgin
El atractivo de Elgin son las sugerentes ruinas de su catedral
Antes de la hora de apertura ya estábamos en la puerta y pudimos visitar el recinto en soledad.  

Catedral de Elgin

Accedimos con las Explorer Pass a un verde prado, donde las ruinas destacan sugerentes y la impronta de su majestuosidad pasada todavía asombra al visitante.Su fachada, con sus ventanales y las dos torres es magnífica.
Rodeada por un cementerio, la visita a la catedral de Elgin es una de las más bellas de Escocia.

Catedral de Elgin
Justo al lado y si se dispone de algo de tiempo se pueden visitar los Biblical Gardens, que inspirándose en los textos bíblicos, acogen diferentes especies de plantas.
De nuevo en ruta, nos dirigimos hacia Dufftown, donde teníamos otra parada interesante que hacer: la famosa destilería Glenfiddich.

Diariamente puedes unirte a las visitas guiadas que se realizan de forma gratuita, donde primero en un audiovisual (con auriculares disponibles en castellano), después guiados por un trabajador de la destilería y finalmente con una cata de tres whiskies de malta, aprenderíamos y conoceríamos más sobre "el agua de la vida" (significado de los términos gaélicos de los que deriva la palabra "whisky") y sus matices. Pero cuidado, había que volver al coche, así que uno de nosotros tuvo que abstenerse de beber, conformándose con mojarse un poco los labios.

Nuestro siguiente destino era Huntly, un pequeño pueblo con unas ruinas de un castillo del s. XII. Hicimos uso, una vez más de las Explorer y accedimos a algunas de sus estancias y subimos a sus torreones.
Castillo Huntly
Algunas estancias conservan las chimeneas en buen estado

Una vez más, volvimos a maravillarnos con el castillo y el paisaje que lo rodea.
Cerca de Kirkstyle se levanta un círculo mágico, no tan imponente como el de las Islas Orcadas, pero también interesante: The Loanhead of Daviot Stone.

The Loanhead of Daviot Stone

No lejos de Pitcaple, desde la carretera, se puede ver la Maiden Stone, una enorme piedra tallada por los pictos, que une en su cuerpo símbolos  cristianos y paganos. De esta piedra se dice que es una doncella que apostó con un extranjero que resultó ser el demonio. Perdió su apuesta y éste la convirtió en la Maiden Stone y se cuenta, que la  muesca triangular que muestra representa el hombro donde fue tocada, la marca del diablo.
Maiden Stone
Queríamos ir a Aquharties Stone Circle, pero encontramos el acceso cerrado así que nos marchamos directamente a Aberdeen para visitar esta ciudad portuaria, desaliñada, un poco gris, pero animada por ser un sábado por la tarde.

Aberdeen

Paseamos por Union Street, el eje principal de la ciudad con edificios victorianos. Visitamos la iglesia gótica de St. Nicholas y su cementerio, nos acercamos hasta  la Provost Sekene’s House, el edificio más antiguo de la ciudad que estaba en obras y nos asombramos con la fachada neogótica del Marischal College.

En lugar de dormir en Aberdeen, decidimos hacerlo en Stonehaven y fue la mejor de las ideas ya que pasamos de esta ciudad grande y con poco encanto a un pequeño pueblo costero  que invitaba a pasear.
Y con el mismo encanto o más nos recibió Liz en su acogedor B&B, con su cháchara divertida y sus recomendaciones para cenar.

Siguiendo sus consejos elegimos en el Harbour entrar al The ShipInn que a pesar de encontrarlo lleno, nos hicieron un hueco y nos dispusimos a degustar el pescado y marisco de la zona. Una vez más elegimos los mejillones para empezar y rape y atún para terminar una estupenda cena a orillas del mar.
Cena en Stonehaven

DÍA 9: Castillos y St. Andrews

Un desayuno amenizado por la conversación de Liz y de los alemanes con los que compartimos alojamiento, se nos pasó volando. Estrenamos el día de visitas con el imponente Dunnottar Castle, la imponente fortaleza elevada sobre un precipicio donde se guardaron las insignias escocesas y que fue escenario del Hamlet de Mel Gibson.
Dunnottar Castle
Una de las imágenes más legendarias y, aquella mañana, fantasmagóricas del Escocia
Fue uno de los castillos más inexpugnables de Escocia y su historia no es menos turbulenta (entrada £6).
En WhigsVault estuvieron recluidos 122 hombres y  45 mujeres, todos ellos presbiterianos. De los 200 apresados muchos de ellos murieron en el camino a Dunnottar y otros tantos por las condiciones insalubres en las que vivían, los que lograron sobrevivir a estas penurias, fueron enviados a galeras.
Nuestro día había amanecido muy nublado y las nubes apenas dejaban ver las impresionantes vistas del castillo a la llegada, pero, ya en el interior, desde sus torres la visión es sobrecogedora.

No podíamos demorarnos más, pues teníamos que llegar hasta Glamis Castle y unirnos a alguna de las visitas guiadas en inglés, que en mayo son cada media hora. A pesar de que la explicación se da en inglés, nos reparten información en varios idiomas (entrada £10,90).
De Glamis se dice que es uno de los castillos más encantados de Escocia.

Glamis Castle
Glamis, el castillo más encantado de Escocia
En su cripta hay una habitación secreta donde se cuenta que el diablo juega a las cartas con dos hombres que fueron castigados por jugar un domingo. De esta habitación, se tiene constancia porque se puede ver la ventana desde el exterior, pero por dentro la entrada está tapiada.
En la capilla del castillo, en una de sus esquinas, no lejos de donde nosotros estábamos sentados, se aparece la Dama Gris. Se piensa que es el fantasma de Janet Douglas que fue acusada falsamente de brujería por el rey y quemada viva en la hoguera, todo por pertenecer a un clan enemigo.


Lo interesante de este castillo, leyendas aparte, es que la reina madre pasó allí su infancia y Shakespeare localizó aquí alguna escena de Macbeth a pesar de que cronológicamente  la referencia no es exacta.
Visitamos estancias y habitaciones ricamente decoradas, con muebles, tapices y pinturas y terminamos la visita tomando un café y unos deliciosos pasteles en su restaurante.
Aquí también se visitan los jardines italianos y el cementerio de mascotas.

Jardines de Glamis Castle

Si queréis ampliar información podéis consultar el blog de Madaboutravel, con fotografías y muchas historias sobre este lugar.


Desde aquí, en unos 50 minutos llegábamos a St. Andrews y aparcamos en el mismo centro, sin pagar aparcamiento, pues los domingos es gratis. Aunque mejor consultad las tarifas porque cambian en cada ciudad.
Como los monumentos cierran temprano hay que organizarse bien y nosotros nos acercamos lo primero de todo hasta la catedral.

Catedral de St. Andrews

Con las Explorer se puede acceder además a su museo que alberga piezas arqueológicas y lápidas y también subir a la torre de Saint Rule que perteneció a una iglesia exenta que fue devastada por una tormenta primero y luego por un incendio. Las vistas merecen la pena.

Torre de Saint Rules en St. Andrews
Las ruinas de la catedral son otra joya que merecen ser visitadas con calma. Fue el principal centro religioso escocés y por sus magníficos restos podemos llegar a ser conscientes de su grandiosidad pasada.
La abadía y la catedral fueron destruidas por los seguidores de John Knox en el s. XVI.


Salimos por el lateral y paseando por un camino costero llegamos hasta el castillo que también permite acceso con las Explorer.
Castillo en St. Andrews

De nuevo nos adentramos en un castillo en ruinas, destruido, esta vez, porque en la época de la reforma era la residencia de obispos y arzobispos. Son muy interesantes sus galerías y túneles excavados en el s. XVI bajo la fortaleza y también se puede ver la mazmorra con forma de botella donde se arrojaba a los prisioneros de donde nunca más volvían a salir.

Volvimos a North Street y cruzamos la animada Market St. hasta South St para llegar por Church St. hasta la Holy Trinity.
Pasamos por las ruinas del convento de dominicos a los que se llamaba Blackfriars por sus oscuros hábitos
Ruinas en St. Andrews
Ruinas del convento de dominicos

y salimos por West Port, acceso medieval, uno de los mejor conservados de Escocia.
Bajamos hasta el Old Course, el mítico recorrido venerado por golfistas de todo el mundo para terminar nuestra visita en la playa que fue escenario de la famosa carrera de Carros de Fuego.

Old Course en St. Andrews

Para cenar elegimos Cromars, en la esquina de Market con Union St., un fish and chips muy aceptable.
Nos despedimos de St. Andrews porque nuestro B&B está en Kingsbarns, a un cuarto de hora de la ciudad.

No encontramos alojamientos económicos en St. Andrews, tal vez tendríamos que haber buscado un poco más o en lugar de reservar con antelación, haber buscado algo allí mismo.

TIPS DE VIAJE

  • TRANSPORTE: Estudiamos a través de Goeuro varias posibilidades para viajar por Escocia: tren, autobús o coche alquilado. Si bien es cierto que por el país se puede viajar fácilmente en transporte público, para viajar a lo largo de todo el territorio y después de hacer una exhaustiva comparativa con las opciones de esta página, decidimos hacerlo en coche para acceder a los lugares más remotos que de otro modo habría sido muy complicado hacerlo.
  • Las Explorer Pass, compradas a través de la web de Historic Scotland con un descuento, eran de 7 días y pueden utilizarse durante 14 días, pero sólo 7 días, así que hay que llevar bien programadas las visitas pues solo se puede hacer uso de ellas esos7 días y no más. Cada día, te sellan la casilla en el primer sitio al que accedes cancelando así dicho día. Los 14 días durante los cuales puedes utilizarla, comienzan a contar en la fecha de la primera visita.
  • ALOJAMIENTO: Es interesante alojarse en los Bed and Breakfast del país, es un modo de conocer gente, ver cómo viven los escoceses y puedes ahorrar algunas libras haciéndolo así. Nosotros elegimos varios tipos de alojamiento como castillos, hoteles o casas de huéspedes.
  • COMIDA: En Escocia hay que probar su pescado y marisco ya que son frescos y deliciosos, sobre todo en las ciudades costeras. En los restaurantes el agua del grifo es gratis. Nosotros llevábamos una nevera en el coche e íbamos comprando comida en los supermercados para ahorrar algo de dinero, así al mediodía comíamos un tentenpie, que junto con el contundente desayuno escocés nos hacía aguantar hasta la cena. Los fish and chips son una opción económica para comer en Reino Unido, están muy extendidos por todo el país y puedes comer cualquier cosa rebozada y frita, hasta barritas de Mars. El plato típico escocés es el haggis.
  • Nuestro diario de viaje por Escocia:
  • DESCUENTOS: Desde Edimburgo, la empresa Conociendo Escocia hace tours a St. Andrews y la Costa de Fife, si reserváis desde aquí  con nuestro código libretaviajera podréis beneficiaros de un descuento.





 

20 comentarios:

  1. De estas etapas sllo vimos St Andrews, nos faltó tiempo para el resto...
    Así que me ha encantado leerlo y tomo nota por si regresamos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado y espero poder devolverte el favor y ayudarte cuando vuelvas a Escocia.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  2. Que recuerdos me ha traído la lectura. Nosotros también dormimos en Stonehaven y sin duda fue un acierto porque además era sábado y había mucha gente local cenando y tomando una pinta en la zona del puerto. Y lo mejor que no había turistas! Y el castillo de Dunnotar de lo mejorcito también .
    Me ha encantado revivir el viaje tal y como lo cuentas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, en Stonehaven hay un ambiente muy majo, haber dormido en Aberdeen no habría sido tan agradable.
      Me alegro de que te guste el relato y ayudarte a revivir tu viaje.
      Un abrazo,

      Eliminar
  3. Que bonito Mónica, qué ganas que tengo de ir a Escocia. Sin duda y como en muchas ocasiones, serás uno de mis referentes.
    Enhorabuena por el post.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nosotros estaremos encantados de ayudaros en la planificación ;-)

      Eliminar
  4. Un país donde las ruinas y las "piedras" tienen más encanto que los edificios bien conservado. Veo que hicisteis un buen recorrido. A mí me quedaron pendientes las Orcadas por mal tiempo, pero da igual, es un lugar al que tendré que volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un viaje es dificil abarcar todo lo que nos gustaría ver. Lo mejor es quedarte con ganas de volver, como te ha pasado a tí.
      Saludos,

      Eliminar
  5. Me encantan las ruinas y paisajes escoceses. Irlanda y Escocia están en la lista de pendientes desde siempre, pero mi compi de viaje no opina lo mismo. Este año le he convencido para visitar Irlanda, con suerte pronto tocará Escocia. Me encanta la foto del castillo con la niebla, qué tétrico!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros también nos apetecían mucho los dos destinos, de momento uno conseguido!!!
      Y tu pronto tendrás en tu haber el otro ;-)
      Os seguiremos atentamente.
      Un abrazo,

      Eliminar
  6. En que época hicísteis el viaje Mónica? A nosotros es un destino que nos encantaría, pero creo que no hacerlo en los meses de verano debe complicar un poco la ruta en coche, por el tema del clima... Y como nosotros no podemos viajar en esa época siempre lo vamos dejando pasar... Igual el año que viene empezamos al menos visitando Edimburgo, aunque sea solo la ciudad que seguro que merece la pena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura,
      El viaje lo hicimos en mayo, por recomendación de un amigo que está viviendo allí. Nos dice que mayo, junio desde luego el verano son las mejores fechas.
      Pero tengo unos amigos que fueron en febrero y también volvieron maravillados con el país, así que seguro que siempre os encantará.
      Edimburgo es muy bonito, pero yo no dejaría de sacar unos días más para visitar Stirling o St. Andrews para poder ver algo más de Escocia.
      Un abrazo,

      Eliminar
  7. Cada entrada vuestra que leo, más ganas me dan de escaparme unos días por la zona... Me encantan todos esos castillos (encantados o no, jejeje)... Quizás lo mire para el año que viene...
    Un saludote ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad Helena es que es un viaje increible que te deja la boca abierta a cada paso. Paisajes, castillos, ruinas, .... todo es alucinante.
      Espero que el año que viene sea uno de vuestros destinos.

      Eliminar
  8. Esos castillos ruinosos rodeados de tanto verde y con esa niebla me parecen una pasada. Lo de conducir por la izquierda siempre nos ha echado para atrás a la hora de escoger Escocia como destino, pero la verdad es que es un destino imprescindible de Europa, solo conocemos Edimburgo y nos encantó. Habrá que echarle valor al tema de la conducción. Preciosas fotos y una muy buena entrada. Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escocia es sugerente como ella sola, tenéis que ir a conocerla en profundidad ;)
      En la primera parte del diario cuento el tema de la conducción... es más fácil de lo que parece, en unos minutos tu cerebro ya está perfectamente adaptado.

      Eliminar
  9. Sí que es sugerente Escocia, es un destino especial por ese toque entre misterioso y legendario del que tanto se ha beneficiado alguna que otra película. Esta zona que muestras en la entrada es justamente la que nosotros no llegamos a visitar (tampoco el sur) porque Escocia da para unos cuantos itinerarios y no queda otro remedio que optar por uno de ellos. Realmente vuestro viaje fue muy completo y además es un lujo cómo lo explicas todo tan detalladamente para futuros viajeros o simplemente lectores de un viaje fascinante. Ahora que he estado por allí, lo disfruto más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Escocia requiere conocerla en profundidad. Nosotros estamos deseando volver y conocer nuevos lugares.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Buenas tardes, Estamos organizando el viaje muy muy similar al que nos contáis. Esta genial contado y redactado y ayuda muchísimo.
    Una pregunta si no os importa, el lugar donde os alojasteis en Stonehaven ¿cómo se llama? Suelo empezar a probar a preguntar por sitios por dónde habéis pasado...
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, lo primero muchisimas gracias por tus palabras, nos encanta que os guste nuestro trabajo y sobretodo que os ayude, que es lo más importante :)
      El alojamiento se llama nº19 B&B (http://www.no19bb.co.uk/) lo recomendamos absolutamente, es pequeño pero su dueña es encantadora y Stonehaven merece la pena para pasar una noche tranquila y comer en su puerto.
      Aquí os comentamos los alojamientos del viaje.
      http://www.libretaviajera.com/2014/06/alojamientos-en-escocia.html
      Espero que disfrutéis del viaje y no dudes en preguntar cualquier cosa que necesitéis para la preparación.
      Un abrazo,

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria