Viajeros deportistas



Si estoy preparando alguna carrera o símplemente por el hecho de que me gusta correr, casi siempre me llevo en la maleta mis zapatillas y ropa de correr.
He entrenado en Bruselas, Amsterdam, Vietnam, California, Arizona, Madagascar, China o Perú, entre otros muchos lugares.
Aprovecho por la mañana temprano, antes de que el resto se levante o a última hora de la tarde, si hemos decidido descansar antes de cenar.

Previamente a comenzar un viaje, suelo mirar zonas para correr en la ciudad o pueblo dónde vayamos a parar, y si no, pues improviso, salgo del hotel y tomo rumbo o pregunto a alguien de la zona.

Cuando estoy de viaje, y dado que no hablo muy bien inglés, siempre me llevo una tarjeta del lugar donde duermo o lo apunto en un papel, por lo que pueda pasar, así como una fotocopia del pasaporte.

De lo que sí que puedo presumir es de hacer un turismo totalmente diferente, de ver cosas que normalmente no se ven, de conocer otra faceta de la gente y de los lugares a los que no se puede acceder de otro modo.
Muchos piensan que estoy loco, pero correr y viajar son mis dos pasiones y no veo mejor modo de unirlas y disfrutar de las dos.
BONE

Además de correr, nos gusta practicar deporte y actividades de aventura. En nuestros diarios o en artículos específicos podéis encontrar información y, tal vez, alguna idea para practicar en vuestro próximo viaje:

Diseño web por Hazhistoria