Qué ver en Bolonia y alrededores

La Emilia Romaña italiana es una región con muchos atractivos que puede convertir una escapada exprés en un viaje sensorial por la cultura, la gastronomía o el ambiente que se respira. 

Bologna - Italia

 

 Qué ver en Bolonia

Esta es nuestra ruta por Emilia Romaña de 4 días. Estuvimos 4 noches en Bolonia, recorriendo la Emilia Romaña en tren.

Parma, Módena, Rávena y Bolonia fueron las deliciosas ciudades que recorrimos y que nos enamoraron.

Apuntes para viajar a Bolonia

Nuestra escapada comenzaba en Bolonia adonde llegábamos bien entrada la noche. Para llegar al centro de Bolonia, desde el aeropuerto, decidimos tomar un taxi que suele salir por unos 22-23€. Tal cual sales de la terminal, a la derecha se puede ver la fila de taxis esperando clientes, así que no es difícil encontrar uno que nos acerque a nuestro destino.

Existe una app para poder pedir un taxi que funciona bien. Esta aplicación permite reservar taxis en toda Italia.

También es posible llegar en tren desde el aeropuerto a la Estación Central de Bolonia en apenas 7 minutos. De la estación al centro hay unos 15 minutos caminando.

Habíamos elegido un hotel en el centro para poder disfrutar de las tardes y noches paseando, haciendo compras, tomando algo y cenando en el corazón de la ciudad. El Phi Hotel Al Capello Rosso es un hotel boutique al lado de la Piazza Maggiore, con habitaciones cómodas, un gran baño y una ubicación inmejorable. En su salón puedes tomar café las 24 horas del día.


 

Nos movimos en tren entre las distintas ciudades. Un medio de transporte que funciona muy bien, con bastantes horarios y un precio asequible que te traslada de ciudad en ciudad sin tener que preocuparte más que por contemplar el paisaje a través de la ventanilla.

No reservamos ningún tren con antelación. Íbamos a la estación, comprábamos un billete para el próximo tren, validábamos (siempre hay que cancelarlo en las máquinas validadoras) y subíamos al convoy. 

Validar antes de subir al tren
 En general son puntuales y cómodos, tan solo en un trayecto tuvimos un retraso porque había una huelga del sector. 

Ruta por la Emilia Romagna

 Qué ver en Bolonia

Bolonia tiene mucho que ver, nosotros solo le dedicamos un día y esta es nuestra selección.

 


La Piazza Maggiore es una amplia plaza rodeada de palacios donde además está la Basílica de San Petronino, que iba a ser la más grande del mundo pero su construcción se detuvo para que no sobrepasara a San Pedro del Vaticano. Su interior es espacioso y acoge dos curiosidades:

  • En una de sus capillas (a la que se accede pagando entrada, aunque se puede ver algo desde fuera), hay un fresco en el que se representa a Mahoma arrastrado por Lucifer. Dicen que por eso siempre hay una patrulla militar protegiendo la entrada.
  • Si luce el sol, se puede ver la meridiana más larga del mundo con 66,8 metros y si te fijas bien en la luz solar, se puede apreciar fácilmente el movimiento de la tierra (1).

En la plaza, también luce la famosa y fotografíada escultura de Neptuno (2).

La visita al Archiginnasio (3€) es otra imprescindible. Se trata de la sede de la antigua Universidad. Contiene una gran colección heráldica en sus muros pero su joya es el teatro anatómico, donde los futuros médicos recibían clases de anatomía. Construído en madera, está decorado con estatuas de célebres doctores, entre ellos Hipócrates y Galeno. También se puede encontrar un médico que sostiene en sus manos una nariz y se le conoce como el precursor de la cirugía estética. En la cátedra del profesor hay dos esculturas conocidas como "gli spellati", los despellejados. Otra de las maravillas que pudimos visitar fue la Biblioteca, que aunque solo te permiten ver una parte de ella, si nos asomamos por las puertas enrejadas podremos ver las dimensiones descomunales y la cantidad de volúmenes que contiene.

La Biblioteca del Archiginnasio
A la Torre Asinelli merece mucho la pena subir. Hicimos una reserva online en la misma puerta (ya que ahora el acceso es restringido) y cuando dábamos a confirmar el pago ya estábamos en el registro de entrada. (5€).

Bologna - Italia
Las dos torres de Bolonia: degli Asinelli la más alta y la Garisenda la inclinada
 
Se sube en grupos para organizar el ascenso y descenso por los angostos tramos de escalera. Hay peldaños  tan estrechos en los que se nos hacía dificil poner el pie. Aun así, no se me hizo tan dura la subida como esperaba y mereció la pena por las vistas que su remate ofrece.
Bologna - Italia
Vistas desde la Torre Asinelli

Al Mercato di Mezzo teníamos que ir. Con lo que nos gustan los mercados en general este es una delicia para los amantes del color, de los sonidos y los olores de estos lugares. Además está jalonado de tiendas y bares gastronómicos para degustar los productos más demandados como los quesos y las pastas de mil formas y colores. No hay que dejar pasar la oportunidad de probar tablas de quesos y salamis en la Salumeria Simoni Laboratorio y comprar parmigiano reggiano para llevarse en la maleta.

La visita de San Stefano también es muy interesante. Se trata de varias iglesias en un solo recinto, se dice que pudo alojar hasta siete, aunque ahora solo podemos visitar cuatro. En su interior hay una reproducción del Santo Sepulcro y se dice que todas forman una reconstrucción simbólica de la Pasión de Cristo.

Los 7 secretos de Bolonia son lugares que hay que descubrir a lo largo de nuestra visita a la ciudad:

(1) La meridiana más larga del mundo de la basílica de San Petronino. Durante los meses de noviembre a marzo el sol en lo alto se filtra por un pequeño agujero del techo y traza una linea de luz en el suelo que nos indica la fecha exacta.

(2) El miembro de Neptuno. Para verlo en el tamaño que su escultor ideó hay que situarse en el pavimento, cerca de la entrada de la Salaborsa, donde hay una baldosa de un color distinto al resto. Sus proporciones actuales no son las originales dado que tuvieron que ser modificadas a petición de la iglesia... El escultor encontró de este modo la forma de burlar la censura a la que fue sometido.

Fuente de Neptuno - Bolonia
Miembro de Neptuno

(3) Las 3 flechas en la St. Maggiore a la altura del pasaje Corte Isolini (yo realmente apenas vi dos), clavadas en una estructura de madera.

(4) La Finestrella en Via Piella 18, una deliciosa ventana al canal. El único visible que queda de la red de canales que fueron cubiertos durante los siglos XIX y XX.

(5) El arco de los susurros en los Pórticos del Podesta, usados en la antigüedad para confesar a los leprosos. Si hablas de cara a la pared bajo la figura de uno de los dos santos, el techo abovedado hace que la voz se oiga en el que se encuentra en la esquina contraria.

(6) Los frescos del Canton de Fiori en los pórticos en Via Independenza en los que se menciona el cannabis sustancia permitida antiguamente en Bolonia y fuente de riqueza para la agricultura de la zona: panis vita, canabis protecti, vinum laetitia.

(7) La cara del diablo en el palacio de la Piazza Sto Estefano. Se dice que el pater familias de la familia que mandó construir el palacio ordenó esculpir la cara de todos los miembros y el escultor introdujo al demonio.

Bologna - Italia
El demonio nos vigila

En general es una ciudad muy agradable para pasear, con pórticos y palacios en muchas de las calles de su centro histórico

Bologna - Italia
Paseando bajo los pórticos en Bolonia

En Bolonia hay mucha cultura gastronómica. De entre las Trattorias que probamos, la Pizzeria La Mela nos gustó especialmente y estaba justo debajo de nuestro hotel.
Para darse un pequeño homenaje y probar algo más especial recomendamos la Enoteca Da Lucia, un lugar coqueto y muy agradable. 

Para descubrir todo lo que probamos y nuestros lugares favoritos no solo de Bolonia sino de la región en general, tenemos toda la información en nuestro post gastronómico de la Emila Romaña.

Pasta - Italia
La pasta siempre

Que ver en Módena

A Módena apenas le pudimos dedicar una tarde, pero merece la pena solo por visitar su Duomo y la Piazza Grande.

La Catedral es merecido Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y una de las muestras de románico lombardo más bellas de Italia. Su sobrio interior invita al recogimiento. 

Modena - Italia
Joya del románico italiano

La Torre de la Ghirlandina es un símbolo de la ciudad al que se puede subir para contemplar una bella panorámica.

Como viajamos en época navideña disfrutamos mucho de un pequeño paseo por la ciudad que estaba muy animada.

Qué ver en Rávena

A una hora de distancia de Bolonia Rávena destaca por sus mosaicos, declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO. Nosotros pasamos un día en Rávena visitando los monumentos más importantes y probando su gastronomía.


Que ver en Parma

Utilizamos nuevamente el tren para viajar hasta Parma desde Bolonia y visitar durante gran parte de la jornada una ciudad con un patrimonio impresionante.


Cada vez que viajamos a Italia confirmamos nuestro amor por ella, no solo por su gran patrimonio sino por su gastronomía y el ambiente que se respira.

Más notas de viaje a Italia

Qué ver en Roma

Qué ver en Venecia

Visitar Pompeya desde Roma

Blogs para ampliar información

Mi mundo en una maleta también estuvo en Bolonia y la Emilia Romagna
Deambulando con Artabria, visitaron la zona unos días antes que nosotros.
Salta conmigo tienen mucha información de Bolonia y toda la región

1 comentario:

Deja tu comentario, consulta, impresiones. Haznos saber qué te ha parecido el post

Diseño web por Hazhistoria