Tres días en Mendoza (Argentina)

Reservamos tres días de nuestro viaje por Argentina para visitar la ciudad de Mendoza. Aun así, sentimos que podríamos haber estado más días recorriendo sus alrededores, sus bodegas y disfrutando de una ciudad muy agradable para pasear, que cuenta con una buena oferta gastronómica ofreciendo excelentes carnes y vinos.

En tres días puedes descubrir la ciudad y parte de sus alrededores. A continuación, os contamos las visitas, excursiones y experiencias gastronómicas de nuestro paso por Mendoza.

 

City Tour

Un tour por la ciudad siempre es una buena forma de acercarse a un lugar, de orientarse, conocer su historia, sus lugares más emblemáticos y escuchar anécdotas y curiosidades interesantes.
Así, la guía de Kahuak, pasó por nuestro hotel a buscarnos, nos subió a un minibús y tras recoger al resto de pasajeros comenzamos la ruta por esta curiosa ciudad.
Lo que más llama la atención, es que toda la ciudad está surcada por acequias que transportan agua del deshielo a la capital mendocina, ubicada en una zona semidesértica. Con este ingenioso modo, utilizado desde antes de que los españoles llegaran allí, se abastece a la población y además se riegan los árboles que hacen de Mendoza casi un jardín.
Lo que más tememos los turistas, caer en una de las acequias que circulan por la ciudad

Y es que, la segunda cosa que notamos cuando llegamos a la ciudad es que es una urbe arbolada, concebida así para refrescar y apaciguar el sol de la región.
El city tour dura toda una mañana.
La visita comienza en el Área Fundacional, corazón del centro histórico de la Ciudad Vieja, la Plaza Pedro del Castillo y el Museo del Área Fundacional, lugar donde años atrás se ubicaba el Cabildo de Mendoza.
Esta parte de la ciudad fue destruida en 1861 por un devastador terremoto, tras lo cual se comenzó a construir la ciudad nueva con anchas acequias y calles de una sola dirección.
Aquí veremos las ruinas de la iglesia de San Francisco, perteneciente a los jesuitas hasta su expulsión en 1767 y arrasada casi por completo por el terremoto.
Ruinas de la Iglesia de San Francisco
En este tour también visitamos el Parque General San Martín, que constituye, desde hace más de un siglo, uno de los espacios verdes urbanos más importantes del país. Finalizamos el recorrido subiendo hasta el monumento en el Cerro de la Gloria.
Estatua del libertador de Amércia
Aquí se alza la estatua del Libertador, el General San Martín, muy presente en esta ciudad. Nuestra guía nos relató detalladamente la historia de su batalla, las penurias vividas por la tropa durante el paso de los Andes y la aportación de las Patricias Mendocinas de sus joyas. Desde aquí arriba vimos el Estadio Islas Malvinas levantado para el Mundial del ’78.
Al final de la excursión, te devuelven al hotel y nosotros fuimos a comer algo rápido porque teníamos una visita a bodegas por la tarde.

 

Visita a bodegas de medio día

Nos apetecía mucho acercarnos al famoso vino mendocino, la estrella es la variedad Malbec.
El Malbec (derivación de una palabra francesa que significa “malo en boca”) ha encontrado en Mendoza un buen clima y su vid mejora en su terreno. Aquí presumen de que el Malbec producido en esta región es el mejor del mundo.
Se dice que en Mendoza hay 900 bodegas, 300 de ellas son visitables.
Kahuak ofrece varias excursiones a bodegas, algunas con almuerzos de lujo. Nosotros elegimos una excursión de medio día, que nos llevó a conocer tres bodegas de vino y una fábrica de aceite.
La primera bodega que visitamos fue la de Domiciano, caracterizada por su recolección nocturna, con el frescor de la noche para retrasar la fermentación de los frutos.
Nos maravillamos con las imponentes vistas que estas bodegas tienen a la cordillera nevada.
Las cepas crecen a los pies de la cordillera andina

Además, nos gustaron muchísimo los vinos que producen, así que nos llevamos varias botellas, blanco y reserva, para compartir con nuestros amigos que nos esperaban días después en Buenos Aires.
La bodega Vistandes es la siguiente bodega de la ruta. Volvimos a escuchar la explicación del proceso productivo. Ambas bodegas son de reducida producción.
Un reserva con muy buenas vistas

La fábrica de aceite Laur es un lugar muy pintoresco donde crecen dos tipos de oliva: arbequina y arauco, esta última originaria de Argentina. Degustamos varios aceites muy intensos y también algún balsámico. Una de sus especialidades ha quedado octava en el mundo y primera en Argentina.
Método de prensado original, utilizado durante el siglo pasado

La Bodega Florio se ha especializado en vino dulce. Con una base de vino seco, para producirlo se corta la fermentación del mosto (piel, semillas y pulpa de la uva) y se añaden azúcares naturales del mosto, también se puede endulzar con el arrope de uva o con un proceso natural a partir de levaduras. Degustamos hasta cuatro vinos que nos dejan muy buen sabor de boca.
Cata de vinos dulces

Experiencia Aconcagua

Otra excursión imprescindible que podemos hacer se llama Experiencia Aconcagua. Es apta para casi todos los públicos ya que la caminata es bastante asequible, pero podremos contemplar paisajes maravillosos y ver cerca al gigante de Sudamérica, el Aconcagua.
Una vez más, el guía de Kahuak, esta vez Martín, pasó a buscarnos por nuestro hotel, temprano. El viaje fue amenizado por interesantes explicaciones sobre Mendoza, su entorno y la montaña y casi sin darnos cuenta nos presentamos en el Valle de Potrerillos, cuyo dique nos regaló alguna estampa espectacular con las peladas montañas reflejadas en el agua.

Parada para desayunar en Potrerillos
Aquí, Martín y el conductor que nos acompañaba, nos ofrecieron un desayuno para reponer fuerzas, literalmente un café con vistas.
Nuevamente en la furgoneta, la próxima parada sería Uspallata a unos 100 km. de Mendoza es un pueblo de montaña en cuyos alrededores se rodó la película protagonizada por Brad Pitt, Siete años en el Tibet. Apenas unos minutos para utilizar los baños y continuar la ruta.

El destino final era el Parque Provincial Aconcagua donde pagamos la tasa de acceso al parque (20 pesos por persona). Allí, abrigándonos bien ya que el viento soplaba fuertemente, comenzamos una caminata circular que durante 4 km. nos acercó hasta el Lago del Espejo  y de ahí a contemplar la montaña más alta de Sudamérica. Salvo por unas nubes que tapaban la cima, pudimos contemplarlo majestuoso.
Una caminata nos lleva hasta unas impresionantes vistas del Aconcagua

En la Laguna Horcones, con unas vistas de lujo, Martín propuso hacer un picnic con la comida que la agencia nos había preparado: una ensalada, un enorme bocadillo de milanesa, una naranja y una torta dulce. Fue un momento único, pues pocas veces en la vida puedes contemplar de cerca una montaña de 7.000 metros y brindar con una copa de malbec.
 

En el regreso hacia la furgoneta vimos unas marcas de conchas y caracolas fósiles, lo que confirma que el océano llegó una vez hasta allí.
Reanudado el camino de vuelta a la ciudad hicimos una parada en el Puente del Inca, un prodigio de la naturaleza formado por la evaporación de las aguas termales, ricas en minerales, que arrastra el río cuando se evaporan. Es bellísimo con colores amarillos y ocres.

Puente del Inca, una maravilla natural

Tiene unos 50 metros de largo que en tiempos fueron cruzados hasta por vehículos de motor para acceder al lujoso hotel que se construyó allí utilizado para tomar baños y que fue destruido por una avalancha.
Solo nos quedaba regresar a Mendoza después de un día magnífico en la alta montaña.

 

Qué ver en Mendoza

Aunque el city tour nos había dado la oportunidad de conocer muchos lugares, a algunos volvimos a acercarnos para disfrutarlos en tranquilidad.
La mala suerte quiso que nuestra visita coincidiera con un feriado local y encontramos algunos lugares cerrados, como el Museo Fundacional o el Museo Popular Callejero.
Mendoza es una ciudad con cinco grandes plazas, que conforman el trazado urbano de la ciudad. Cuatro de ellas situadas rodeando la Plaza de la Independencia: la Plaza de San Martín, la Plaza de España, la Plaza de Chile y la Plaza de Italia.
Cada una de ellas con zonas ajardinadas, estatuas y fuentes con alguna característica que les da personalidad propia.
La Plaza de la Independencia es la más grande y concurrida. Los fines de semana hay mercadillos, música y actuaciones, por lo que siempre hay algo que hacer por aquí.

La Plaza de España es la más bonita, con una escultura de la Confraternidad hispano-argentina y azulejos con representaciones de El Quijote y Martín Fierro. También podemos ver escenas de la fundación de Mendoza, el descubrimiento de América y de la obra de las órdenes religiosas.

Plaza de España

Una de nuestras visitas imprescindibles en las ciudades que visitamos son los mercados, en Mendoza está el Mercado Central.
Como suele ocurrir con estos lugares es un lugar concurrido, donde además de asombrarnos con la variedad de cortes que ofrecen sus carnicerías, puedes comer en alguno de sus puestos, si encuentras hueco.
Otra visita interesante es el Parque del General San Martín y cerro de la Gloria de los que hemos hablado un poco más arriba.
Terraza – Jardín - Mirador gratuito de la Municipalidad (9 de julio 500 – 8ª planta)
Web de la Municipalidad
Para contemplar una panorámica de la ciudad, podemos subir al 8º piso de la Municipalidad de la ciudad. Subiremos en un ascensor hasta la 7ª planta y el último piso lo haremos a pie.
Ahí tenemos una vista de la cordillera de los Andes y de la arbolada Mendoza en un mirador con vistas a los cuatro puntos cardinales.
La arbolada Mendoza desde lo alto del Ayuntamiento

Además hay jardines de flora autóctona y un guía que nos dará cumplida respuesta a todas nuestras dudas. A veces hay conciertos, podremos informarnos en la página de la Municipalidad.

 

Gastronomía

La carne argentina es un emblema nacional y aquí, en Mendoza, probamos varias parrilladas que nos quitaron el sentido. Son carnes con mucho sabor y muy tiernas.
Lo curioso para los extranjeros, es la cantidad de cortes que se ofrecen en los restaurantes. Hay que dejarse aconsejar y preguntar para acertar con el gusto de cada uno: asado de tira, vacío, bifé de chorizo, colita de cuadril… Así continuaba un buen rato la carta y nosotros no sabíamos qué pedir. Internet y los camareros nos ayudaron.
También hay achuras como los chinchulines, la tripa gorda o las mollejas y para rematar chorizo o morcilla que pueden completar un buen asado argentino.
En nuestra opinión, las dos veces que hemos visitado el país, la carne que comimos allí ha sido la mejor que hemos probado nunca. En todos los lugares, desde los más caros hasta los más humildes la carne es deliciosa, porque el producto es de muy buena calidad.

 

Estancia Florencia (Calle Sarmiento 698)

Es un restaurante grande y normalmente abarrotado, un establecimiento con solera, frecuentado por locales y visitantes.
Aquí elegimos varios cortes: asado de tira, vacío y completamos con unos chinchulines. Si te gusta poco hecho se pide jugoso y si lo prefieres muy hecho más cocido.
Chinchulines, asado de tira y vacío
Lo acompañamos con dos vinos de la zona, que sirven en botellas pequeñas, uno tinto y uno blanco.
El servicio de camareros es muy atento y servicial.

 

La Lucía Grill & Bar (Calle Sarmiento 658)

Es algo más lujoso que el anterior pero a un precio correcto aunque no es barato. Volvimos a decantarnos por algunos cortes: bifé de chorizo y asado de tira, junto con chinchulines que nos gustaron más que los de Estancia Florencia.
Asado de tira y bifé de chorizo
El camarero nos recomendó un vino tinto joven de viñas de altura de la bodega Álamos que nos gustó mucho y nos ofreció una atención exquisita.
Es un lugar que recomendamos

 

La Marchigiana (Calle Patricias Mendocinas 1550)

La comida italiana es muy habitual en Argentina, importada por los inmigrantes que llegaron de aquel país.
Este conocido restaurante, amplio y elegante, sirve enormes raciones de pasta muy bien preparadas. Sus camareros son muy atentos y educados y el precio es muy correcto. Otro establecimiento que está entre nuestras recomendaciones.

 

Un alojamiento

Durante las cuatro noches que dormimos en Mendoza estuvimos alojados en el Argentino Hotel, en plena Plaza de la Independencia. Su ubicación es excelente en la Calle Espejo 455.
Las instalaciones de este establecimiento son muy agradables y la habitación completa y correcta, con un baño amplio.

 

Nos gustó mucho el desayuno, en el que destacaban los deliciosos cruasanes recién horneados.
La atención del personal fue muy amable y dispuesto a ayudar en todo momento.
Si como nosotros, encuentras un buen precio, merece la pena alojarse aquí. A través de la página de centraldereservas.com conseguimos una habitación doble con desayuno por unos 50€/noche.

Algunos tips de viaje

Agencias de viaje:
Para poder conocer la zona y en general, es lo más habitual en el país, lo más recomendable es contratar las excursiones que muchas de empresas de turismo ofrecen, para todos los gustos. Nosotros confiamos en Kahuak, que nos acompañó durante nuestra estancia en Mendoza y alrededores.

Cambio:
A fecha de hoy, sacar dinero de cajero no es buena idea, cobran una comision de 7€ cada vez y solo puedes sacar el equivalente a unos 100€. Lo mejor es sacar en los bancos o casas de cambio.
El pago con tarjetas está bastante normalizado, pero eso sí, comprobamos que el cambio que nos hacía el banco era algo desventajoso para nosotros.

Seguro viaje:
Siempre que salimos de viaje hay que contratar un seguro con las coberturas suficientes para cubrir los imprevistos. Cada país requiere unas asistencias diferentes.
Hay comparadores de seguros para poder contratar la mejor asistencia al viajero, como Asegura Tu Viaje.

Cómo llegar:
Mendoza cuenta con aeropuerto a unos quince minutos del centro en coche.
La estación de autobuses está en Avda. Gobernador Videla, a unas diez calles de la Plaza Independencia.
Las principales empresas de alquiler de coches están en el centro

Otros artículos de interés:
Nuestra visita a los fabulosos parques de Ischigualasto y Talampaya

Aquí podéis leer nuestro primer viaje a Argentina,que  nos llevó por paisajes únicos y tan conocidos como Iguazú, Salta, Península Valdés y los glaciares en El Calafate
Salta conmigo en Mendoza

Nota: Las recomendaciones a empresas que hacemos en este post han sido probadas o constatadas por nosotros de algún modo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diseño web por Hazhistoria