19 de junio de 2011

Relato Viaje Argentina: 5 paisajes

Nuestro viaje por Argentina nos llevó entre paisajes andinos, naturaleza desbordante, glaciares infinitos. El contraste nos acompañó día a día, de norte a sur. Una aventura que nos descubrió un país fascinante y colosal.


Y es que Argentina es un país tan inmenso que cada visita te adentra en una experiencia totalmente diferente a la anterior.
Sabíamos que era imposible visitar a fondo este país en 21 días, pero además de visitar a nuestros amigos aprovechamos para hacer algo de turismo y ellos nos eligieron sus lugares favoritos.  En nuestra próxima visita a su país seguro que nos esperan más paisajes increíbles.
Este es un resumen de lo que vimos y sentimos allí.


BUENOS AIRES

Buenos Aries fue nuestro centro de operaciones en nuestro viaje por Argentina. Nuestros amigos argentinos nos abrieron las puertas de su hogar, pusieron su coche y su tiempo a nuestra disposición e hicieron de nuestras vacaciones una estancia sin percances, fácil y muy amena.

Hace algunos años, no había mucha oferta de vuelos entre las regiones que pretendíamos visitar, ahora esto ha mejorado mucho. Otra buena opción es viajar en autobús por la noche en cómodos autocares preparados para descansar durante el trayecto. Pero nosotros tuvimos que volver cada vez a Buenos Aires desde cada zona, aunque tampoco nos importaba pues así pasábamos un día con nuestros anfitriones y hacíamos algo de turismo por Buenos Aires y por Pilar, su lugar de residencia.

Buenos Aires es una ciudad muy señorial, con mucha actividad y mucha oferta cultural y de lugares para visitar.

Nuestra primera parada fue el Barrio de la Boca, un pintoresco vecindario con multitud de casas de colores y la preciosa calle Caminito plagada de restaurantes, tiendas y conventillos,que son casas típicas antiguas de la zona. También alberga la Bombonera, estadio del equipo local Boca Junior, lugar de peregrinaje para los aficionados al fútbol ya que ha sido cantera de grandes estrellas de este deporte.

Aunque no seas aficionado al fútbol, bien merece una visita a su MUSEO DE LA PASIÓN BOQUENSE para comprender cómo se vive la afición en este país, más que un deporte es una religión. Teníamos entradas para ver un partido, pero después de varias cancelaciones fue suspendido por ser catalogado de alto riesgo. Pero sí que visitamos la Bombonera, sus vestuarios, su museo, el palco que Maradona tiene reservado, etc.

El estadio del River Plate también tiene visitas programadas pero no pudimos verlo porque nuestros horarios no coincidieron.

En la capital también estuvimos en la Plaza de Mayo, haciendo fotos a la Casa Rosada, el Cabildo, la avenida 9 de julio, que la tienes que cruzar en varias veces, el Obelisco, el Barrio de San Telmo, plagado de tiendas de antigüedades, la Plaza Francia, la Basílica del Pilar, las elegantes Galerías Pacífico, la avenida Corrientes, Puerto Madero, Recoleta...

Un paseo por Tigre es un paseo diferente. Su mercado con artesanía y productos a buen precio y sus canales y ríos para pasear  en lancha.

Una noche cenamos en Michelangello, un local donde tras una carísima cena, disfrutamos de un buen espectáculo de tango y milonga, y de música típica del país.

Un lugar donde se puede comer la famosa carne argentina a buen precio es la cadena de restaurantes Siga la vaca. Una especie de buffet, donde tienes ensaladas y patatas fritas, entre otros acompañamientos, y luego todo tipo de carnes que puedes pedir al cocinero que te las haga al gusto.

Otra de las delicias del país son sus helados. Cremosos y deliciosos, los argentinos son adictos a este postre. En mi opinión, superan a los famosos helados italianos.

Por último, mención especial se merece el mate. No es solo una bebida, es un ritual. A lo largo de nuestro viaje por el país vimos como prácticamente todo el mundo sale con su termo y su mate a la calle para poderlo tomar en cualquier lugar, desde Iguazú hasta la Patagonia, todos lo hacen. Tomarlo en familia es otra tradición, la forma de prepararlo, de beberlo, todo está magníficamente orquestado.

Una tarde salimos a visitar Nuestra Señora de Luján. Lugar de peregrinaje y de culto con una gran catedral, se trata del mayor santurario religioso de Argentina.

SALTA (La "otra" Argentina)

El norte nos mostró sus raíces andinas y su importante legado colonial.

La región de Salta y su vecina Jujuy son dos zonas al norte del país, frontera con Bolivia. Son dos de las regiones más pobres de Argentina, donde vive mucha población indígena. En sus ciudades principales se puede contemplar la herencia del mestizaje indoespañol.

La capital, Salta, es una ciudad de estilo colonial, con iglesias y catedrales barrocas, conventos, museos… también puede visitarse un BOLICHE, que es el nombre que dan a los bares.
Su rosada catedral y la colorida Iglesia de San Francisco son preciosos ejemplos de su arquitectura. El Convento de San Bernardo es uno de los edificios más caracterísiticos de la ciudad.

Una de sus especialidades gastronómicas son las empanadas y un buen lugar para probarlas es Doña Salta, de carne cortada a cuchillo, verduras, queso, todas están buenas, los tamales y las humitas también son platos típicos de la zona.

Alojándonos en la ciudad de Salta, hicimos varias excursiones por la zona y ninguna nos defraudó.

-          Safari a las nubes con MOVITRACK. Un viaje de todo el día subiendo hasta más de 4.000 metros en esta zona andina, viendo altas montañas, cóndores sobrevolando, cientos y cientos de cardones: un cactus típico de la región, pueblos aislados, vicuñas salvajes pastando, un paisaje increíble el de las salinas… Todo a bordo de un camión 4x4 con el techo abierto, con múltiples paradas para tomar aperitivos y hacer más llevadera la subida y con una visita al precioso pueblo de Purmamarca. En este pueblo con un mercado indígena muy colorido se puede ver también el famoso CERRO DE LOS SIETE COLORES. También hicimos parada en San Antonio de los Cobres, el pueblo más importante de la Puna Argentina,  siempre rodeados por los áridos valles calchaquíes. Esta es una experiencia muy recomendable que varios amigos han repetido y nadie ha salido defraudado.





-          Quebrada de Humahuaca y Pucará de Tilcara. Nuestro recorrido de hoy pasa por la espectacular Quebrada de Humahuaca, con sus impresionantes paisajes y sus pintorescos pueblos. También nos lleva hasta el famoso Pucará de Tilcara, un yacimiento arqueológico con unas ruinas parcialmente reconstruidas de una población omoguaca que data del siglo X. Para llegar a comer a Humahuaca, pero antes recorremos sus calles estrechas empedradas, con casas de adobe bajo un profundo cielo azul, su iglesia, el Cabildo con un antiguo reloj y el monumento a la independencia. La comida es amenizada con cantos de la región que divierten a los nacionales y a nosotros que lo disfrutamos con curiosidad. El carnaval de Humahuaca es uno de los más famosos del país, se disfrazan bailan por las calles entre música y petardos y terminan excavando un hoyo y depositando ofrendas a la Pachamama.

-          Cafayate y Quebrada de las Conchas. Para probar el vino de la región y visitar alguna bodega hay que ir a Cafayate y pasar por los magníficos paisajes de la quebrada de las Conchas. La erosión ha dado formas caprichosas a las rocas, ha hecho un anfiteatro, una garganta del diablo… todo con un color rojizo que daba al paisaje un aspecto mágico y a veces irreal. Ya en el pueblo, cabecera de los valles Calchaquíes salteños, visitamos la bodega local LA VASIJA MÁGICA. Y en su plaza comimos uno de los mejores bifé de chorizo de todo el viaje a un buen precio (ahora creo que todo ha subido mucho).


Lo mejor de todas estas excursiones es que lo hacíamos en grupos muy reducidos compuestos únicamente por turismo nacional y todos se desvivían por darnos consejos para nuestro viaje por el país, contarnos su historia, ya que la mayoría descendía de gallegos, incluso preguntarnos por España.

En esta región no hay o por lo menos, no había mucho turismo internacional, es una zona muy pintoresca pero todavía no muy explotada y sinceramente fue algo que agradecimos.

Reminiscencias coloniales, mezclas indígenas… algo diferente a lo que fue el resto de nuestro viaje.

Nos alojamos en el Hotel Marilian: modesto y limpio, bien ubicado a unos minutos de la plaza y cerca de alguna agencia de viajes.

IGUAZÚ

Alojados en el pueblo de Iguazú, en si no tiene mucho que visitar. El punto donde confluyen los tres países: ARGENTINA, BRASIL y PARAGUAY y poco más. Ni siquiera cenamos allí pues el hotel nos invitó a una increíble parrillada para cenar. Simplemente delicioso.

Sin embargo las cataratas han dejado huella en nosotros, los dos días visitando el Parque Nacional de Iguazú, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO no los olvidaremos nunca.

El lado argentino es meterse en las cataratas, mojarse y empaparse de ellas, oír el estruendo del agua, sentir el calor sofocante del clima de Iguazú, montarse en la lancha y navegar hasta el mismo corazón de un salto, caminar por la Isla de San Martín para ver vistas que no son accesibles desde el resto del parque, atravesar la selva en un camión… Para nosotros fue muy divertida la aventura náutica, merece muchísimo la pena hacer esta actividad.

El lado brasileño es un anfiteatro que muestra las Cataratas de Iguazú en todo su esplendor. Como alguien de la zona nos comentó utilizando una metáfora futbolística: en Brasil ves el partido, en Argentina saltas al campo.

Se puede ver todo en un día, pero es preferible dedicar un día entero al lado Argentino y una mañana al Brasileño.

Nos alojamos en el Hotel Cataratas, con una oferta que incluía las cenas (incluida la parrillada de carne) y poder disfrutar sin límites del Spa del hotel y de su piscina. Es un 4 estrellas con buen buffet y habitaciones grandes.

PENÍNSULA VALDÉS – PUERTO MADRYN

Nuestro vuelo llegó a Trelew y nos fuimos directos a Puerto Madryn para desde allí desplazarnos a ver pingüinos, ballenas, leones marinos…

Puerto Madryn es una pequeña ciudad con una larguísima costa. Alquilamos un coche y nos fuimos hacia el sur 24 km, hasta la lobería Punta Loma para ver una gran colonia de leones marinos. La ves desde lo alto de un acantilado y la verdad impresiona. Los enormes machos rodeados por sus harenes compuestos hasta por 13 hembras, a veces parece que estás dentro de un documental.

Otro día nos desplazamos hasta Puerto Pirámides, que es una aldea turística, para, montados en una embarcación adentrarnos en el mar y ver varias ballenas francas, cetaceo declarado Monumento Nacional. Tuvimos la enorme suerte de que se acercaran varias hembras y algún ballenato, tan cerca que los podías casi casi tocar. Saltaron y nos mostraron sus enormes colas, salían a respirar y volvían a saltar. Para mí fue uno de los momentos más emocionantes de mi vida. Disfrutamos y aprendimos sobre ellas. La máxima concentración de estos enormes animales se da entre septiembre y octubre, cuando nacen los ballenatos.

Después pudimos ver la única colonia continental de elefantes marinos, enormes, los machos con una gran protuberancia nasal, una especie de trompa hinchable, que les da nombre, pueden alcanzar hasta los 6 metros de largo.
También es interesante acercarse a Punta Tombo, una gran pingüinera de pingüinos de Magallanes. En octubre era la época en la que los machos estaban incubando los huevos, posiblemente la época más bonita para ir es cuando eclosionan los huevos, aun así es espectacular ver esa gran colonia con sus nidos, pingüinos paseando, tomando baños en libertad… fue también algo increíble.

De vuelta a Puerto Madryn paramos a tomar un té en Gayman, es una antigua colonia galesa que ha mantenido alguna de sus costumbres y en Ty-Gwyn nos agasajaron con te, sándwiches, tartas y dulces muy ricos. Decorada al estilo galés, parece que te transportas al otro lado del Atlántico unos años atrás en el tiempo. La casa prepara sus tartas caseras.
Otra visita interesante es el Museo Paleontológico Egidio Feruglio ya que explica y muestra de forma pedagógica muestras fósiles de la región.
En Puerto Madryn se puede probar buen pescado, aunque los argentinos reconocen que no es su plato preferido.

El Hotel Villa Pyren, con unas impresionantes vistas del mar en sus habitaciones tiene dos zonas diferenciadas. Nos tocó en la zona nueva y las habitaciones son preciosas, limpias y espaciosas. La zona más antigua dispone de habitaciones con cocina para familias.

EL CALAFATE

Nuestra última parada nos lleva hasta El Calafate un pueblo relativamente nuevo a las puertas del Parque Nacional de Los Glaciares.

Elegimos “Aventura Andina” para hacer una tarde una excursión en 4x4 hasta lo alto del Cerro Frías,donde se pueden apreciar espectaculares vistas y descenderlo caminando hasta el "quincho" donde nos esperaba otra deliciosa parrillada de carne y verduras cocinada en horno de barro. Fue nuestro primer avistamiento de icebergs flotando por el Lago Argentino y nuestro primer contacto con el paisaje patagónico y con su viento glacial.

Al día siguiente, la excursión consistía en navegación por el Brazo Norte del Lago Argentino dentro del Parque Nacional de los Glaciares, por el canal de los Témpanos, acercándonos hasta grandes glaciares. Pudimos comer un sándwich que habíamos preparado a orillas del lago Onelli, cruzando un bosque mágico de lengas, desde donde se observan los glaciares Bolado, Agassiz y Onelli. La navegación fue impresionante, grandes icebergs surcaban el agua por todos los sitios, y podías verlo cómodamente desde tu butaca en una sala acristalada o salir a cubierta y sentir el frío patagónico hasta las entrañas.

Nuestra última visita fue la estrella de los glaciares: el PERITO MORENO. Pudimos hacer un trekking por su lado más accesible, cruzando el Brazo Rico, nos esperan los guías para ayudarnos a colocarnos los crampones en el calzado, salir con lluvia y finalizar con sol para por último terminar brindando con hielo del glaciar, hielo milenario. Otra experiencia recomendable al cien por cien.

Finalmente, cruzamos el lago y pudimos hacer impresionantes fotos del Perito Moreno desde las terrazas que hay en su frente. Un mundo azul y frio es lo que más recuerdo, una gama de azules infinito dependiendo de la antigüedad del hielo. Un sonido atronador cada vez que un trozo se desprendía. Otro momento sobrecogedor de nuestro viaje por Argentina.

Alojamiento en el Hotel Kempinski: hotel de lujo. También conseguimos oferta que incluía una cena y acceso al Spa. Bañarse en la piscina caliente con vistas al hielo es algo fascinante.

En esta región es famoso el cordero patagónico y se puede probar en muchos de los restaurantes de la ciudad. Lo abren por la mitad y lo asan a fuego vivo.

Argentina es un país de contrastes que difícilmente puede conocerse entero. Adentrarse en alguna de sus regiones no deja indiferente a nadie. Ni la selva de Iguazú, ni el hielo del sur, ni La Puna andina…

Cada vez que bajas de un avión te adentras en un mundo diferente a pesar de estar en un mismo país. Es un viaje muy recomendable para todo tipo de viajeros, todos disfrutaran con Argentina, con su comida, con sus paisajes y con sus gentes.



Dedicado a la familia Fernández-Hill.

centraldereservas.com

22 comentarios:

  1. Muy interesante, lo hemos comentado esta semana en Compañeros de ruta:

    http://www.diariodelviajero.com/diario-del-viajero/companeros-de-ruta-lxxxvii

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Eva París. Estoy muy agradecida por vuestro comentario en Diario del Viajero.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Brillante resumen de los "iconos" turísticos de Argentina... y te lo dice una que vivio varios años en ese país.

    Cuando regreses, ve a Bariloche y has el cruce de los Lagos hacia Chile, sube hasta Santiago (desde allí puedes escaparte a Atacama unos días) y regresa a Argentina por el cruce de los Andes entre Santiago y Mendoza (la región de los vinos) ... veras otra Argentina otros paisajes, pero siempre disfrutando de su exquisita gastronomía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Any,
      Esperamos volver algún día a este país increible, que nos ha enamorado. Dejamos pendiente Tierra de Fuego, Mendoza, tal vez La Rioja y Bariloche. Desechamos Bariloche porque teníamos pocos días y nuestros amigos nos dijeron que puestos a elegir, esto es más parecido a Europa que el resto de zonas, pero estamos ansiosos por ir y comer chocolate jejeje
      Besos

      Eliminar
  4. Argentina es una maravilla, tiene tantos sitios que te dejan sin habla que ha sido uno de mis cuajes favoritos! Me ha encantado tu entrada. Un saludito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caliope, Argentina no se puede contar... hay que vivirla para entender todo lo que te puede ofrecer.
      Un abrazo,

      Eliminar
  5. Nada mejor que empezar un lunes viendo esa foto de ballena!! Y para lo demás me has dejado sin palabras! Espectaculares imagenes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vero, ya he comentado que el momento de las ballenas fue... es que me emociono cada vez que lo recuerdo. Tu seguro que me entiendes.
      Besos

      Eliminar
  6. Nada mejor que empezar un lunes encontrándose con esa sobre cogedora imagen de una ballena...lo demás también magnifico!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Soy argentino y estoy muy emocionado por las hermosas palabras tuyas,te agradezco mucho y espero vuelvas pronto!Horacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Horacio, me encantaría poder volver algún día, pues aun nos queda mucho por conocer de este precioso pais y sus gentes.
      Gracias por pasarte y por tu comentario.
      Saludos

      Eliminar
  8. Gracias Hermano por tu publicación! Soy de la Ciudad de Salta, Argentina. Te agradezco que vayas pasado por estos lados y te haya gustado mucho. En esta Provincia hay múltiples actividades por realizar, y en mi opinión creo que te ha faltado conocer el circuito de la puna, más concretamente en Tolar Grande existe un ojo de agua en el cual quedarás encantado de verlo, en el circuito Sur - Sendero Gaucho podrás conocer en Rosario de la Frontera 7 tipos de aguas termales (busca en google) y por último recomendaría una visita de 2 días al Dique "Cabra Corral" un espejo de agua encantador, le puedes hechar un vistazo en http://turismo.salta.gov.ar/contenidos/15/circuitos-turisticos-salta . Espero vuelvas pronto por el norte de Argentina! y así compartimos un mate jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco por tus recomendaciones. El norte de Argentina fue un auténtico descubrimiento para nosotros. Lamentablemente, no disponiamos de muchos días y los pocos que estuvimos los aprovechamos al máximo.
      Esperamos volver pronto.
      Un abrazo y aceptaré tu mate jejeje

      Eliminar
  9. Mi bella Argentina ... mucho por recorrer , mucho por conocer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un país increible, maravilloso al que tenemos que volver.
      Un abrazo,

      Eliminar
  10. Es un pais gigante con mucha variedad de ecosistemas y paisajes. No he ido pero se encuentra en mi lista. Se me parece un poco a Chile. No puedo creer que las ballenas pasen tan cerca de la costa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eduardo, Argentina ofrece infinidad de paisajes diferentes, de rica cultura y una gastronomía deliciosa.
      El momento del avistaje de ballenas fue uno de los más emocionantes de mi vida.
      Espero que puedas descubrirlo pronto.
      Un abrazo,

      Eliminar
  11. Como argentina, te agradezco profundamente, la excelente reseña que has hecho sobre nuestros lugares. Me alegra que hayas disfrutado tu estadía con nosotros, siempre te estaremos esperando con algún nuevo lugar para descubrir. Muchas felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirta Ester, cada vez que un argentino dedica un momento para escribir un comentario como el tuyo se lo agradezco enormemente. Que vosotros valoreis mi trabajo, que podais sentir el amor que siento por el país es todo un regalo para mi.
      Espero volver pronto y se que Argentina me espera.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Muy buena reseña de su viaje por Argentina. Que bien han hecho en salir de Buenos Aires, y mas aún pudiendo conocer diferentes joyas de su geografía, y ciudades con historias tan distintas que ya de por si hablan de la diversidad que tiene este país. Me alegra mucho que hayan podido apreciarlo, y confío, si todo sale bien, con tenerlos de nuevo por Argentina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Íbamos muy bien asesorados por nuestros amigos argentinos. Nos encantaría poder volver algún día y seguir descubriendo nuevas joyas de este maravilloso país.
      Un saludo,

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria