Qué ver en Nara: guía básica

Nara, a apenas una hora de Kioto, fue una de las ciudades más espléndidas de Asia. Sus colinas arboladas y sus maravillosos templos la convierten una escapada ideal para conocer esta tranquila ciudad. Todavía conserva la esencia del Japón más tradicional y gran parte de su legado arquitectónico ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.

Nara - Japón

Aconsejados por nuestro amigo Nacho, gran conocedor de Japón, decidimos reservar dos días para descubrir Nara.
El tren desde Kioto tarda unos 50 minutos en llegar y es una visita muy recomendable que muchos viajeros hacen en un día desde Kioto, pero que nosotros decidimos tomarnos con más calma y descubrirla en profundidad.
Lo ideal es reservar un día y medio para poder conocer los templos y santuarios más importantes y disfrutar de los que están en los alrededores.

 Nara - Japón

Qué ver en Nara: 



Tomamos la animada Sanjodori St. para llegar hasta el Parque de Nara. En esta gran zona verde, hay muchos caminos y conviene estar atento para no despistarse.
El enorme templo Todai-ji (se paga entrada), cuya construcción fue completada en el 752, presume de ser la mayor construcción de madera del mundo, y eso que en la actualidad, solo podemos ver dos tercios del original. El complejo está declarado Patrionio de la Humanidad.

Nara - Japón Templo Todai-ji
El magnífico templo Todai-ji impresiona por su tamaño

En su interior alberga el Daitbutsuden, un colosal Gran Buda. Flanqueado por seres iluminados, Bosatsu Kokuzo y Nyoririn Kannon y por los guardianes celestiales Komo Kuten ubicados a su derecha y Tamonten a su izquierda.
En Japón, es habitual verse rodeado de estudiantes y grandes grupos de escolares, así que recorrimos, divertidos, el pabellón junto a ellos.
Detrás del Gran Buda, cuando terminamos de rodear su enorme presencia, hay un gran pilar con un agujero por donde la gente intenta pasar para alcanzar el nirvana y nos topamos con una enorme fila de niños que esperaban emocionados su turno para conseguirlo, algún esforzado adulto lo intentó ante nuestra atónita mirada.

Nara - Japón
Niños atravesando el pilar en Todai-ji

En este lugar, merece la pena detenerse por un momento, dejar a un lado las prisas del viaje, y contemplar la decoración del techo en su interior y la magnífica cubierta del edificio, con su dintel curvo y salientes dorados.
Desde aquí, nos dirigimos hacia la Gran Campana, para subir hasta Nigatsu-do Hall, desde donde se pueden obtener muy buenas vistas de toda la zona.

Nara - Japón 

Decidimos refrescar la caminata con un delicioso helado de té matcha, al que nos habíamos aficionado durante nuestro viaje por Japón.
A lo largo de todo el recorrido por el parque de Nara, nos dimos cuenta de que los ciervos son los protagonistas indiscutibles.

Nara - Japón
No os dejéis engañar por las apariencias. No son tan tímidos como quieren hacernos creer

Considerados mensajeros de los dioses, campan a sus anchas por bosques y senderos sin prestar atención a los turistas que intentan tomarles fotos, salvo cuando éstos compran galletas especiales para ellos que cogen muy educadamente y sin agobiar al buen samaritano.

Al santuario de Kasuga Taisha (se paga entrada), se llega caminando a través de senderos jalonados de linternas que hacen muy agradable el paseo hasta allí.

Nara - Japón
Paseo por el Parque Nara
Se le conoce como “el santuario de las mil linternas” porque su interior está repleto de faroles colgados.

Kasuga Taisha - Nara - Japón
Las flores, las linternas y los templos resultan embriagadores

Es uno de los emplazamientos sintoístas más bellos que vimos en nuestro viaje: con construcciones de un rojo brillante, flores moradas y farolillos colgando el resultado visual es idílico.

Kasuga Taisha - Nara - Japón
El Santuario Kasuga Taisha es uno de los emplazamientos sintoistas más visitados

El Templo Kofuku-ji, conserva una pagoda de cinco alturas que ha sido destruida en cinco ocasiones por el fuego. A pesar de todo, esta data de 1426.

Templo Kofuku-ji - Nara - Japón
Del Templo Kofuku-ji apenas se conservan unos pocos templos originales

El elegante Barrio Naramachi, conserva un gran número de casas tradicionales de mercaderes. Representa un tranquilo y agradable paseo donde podemos admirar escaparates de pequeñas tiendas de artesanía, contemplar las puertas del barrio de donde cuelgan ristras de monos rojos para atraer la buena fortuna y relajarnos un poco, alejados del bullicio de los templos.

 

Templos a las afueras: 

Para visitar los templos ubicados fuera de la ciudad, nos desplazamos en un autobús que se coge en la estación.
A él se accede por la parte de atrás y se recoge un billete que marca un número. Para saber lo que hay que pagar al final del trayecto, se consulta un panel que va indicando lo que hay que abonar dependiendo de tu destino.
Nuestra primera parada fue Yakushi-ji Temple (se paga entrada), que tiene dos pagodas y el efecto es impresionante si tienes suerte y una no está en restauración, como fue nuestro caso.

Templo Yakushi-ji - Nara - Japón
La Pagoda oriental es la única estructura original conservada

Después caminamos un poco hasta Toshodai-ji Temple (se paga entrada) donde hicimos un recorrido muy bonito y agradecimos la poca afluencia de visitantes.
Estas dos visitas son muy recomendables si dispones de un día más para visitar Nara.
El bus de regreso al centro pasa cada media hora y nos dejó en la misma estación.

Estas son las visitas que realizamos, aunque por supuesto hay mucho más.

  [Extra consejo: ¿quieres conseguir un descuento del 10% en tu seguro con Intermundial? Introduce el código LIBREINTER al contratarlo.]

Dónde comer: 

Okaru – 13 Higashimuki Minamimachi
Muy frecuentado sobre todo por locales, pero es fácil encontrar mesa esperando un poco. Preparan un delicioso okonomiyaki delante de ti en planchas que hay en las mesas. También cocinan muy bien yakisoba y bolas de pulpo o takoyaqui.

Tonkatsu Ganko - 19 Higashimukinaka-machi
Su especialidad es el tonkatsu, una chuleta empanada, frita y cortada a tiras. Nosotros probamos además el empanado de pollo y de ostras, deliciosas estas últimas, por cierto.

Nakatanido - 29 Hashimotocho
Es una confitería que hacen deliciosos mochis, y si tenemos suerte podremos ver el proceso de preparación. Es todo un espectáculo que no hay que perderse.

 

Dónde dormir:

En nuestro artículo Dónde dormir en Japón, os hablamos del Super Hotel Lohas JR Nara Eki - 630-8122, Nara Sanjohonmachi 1-2
Un lugar agradable en la estación de tren, lo que lo hace muy cómodo para llegar y salir de la ciudad.

Para más información el post que consultamos y llevamos de referencia durante todo el viaje es Organizar una visita a Nara, de Dokodemo Door Blog. Cómo podréis ver, seguimos al pie de la letra las recomendaciones de Nacho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Diseño web por Hazhistoria