Diario de Viaje a México: Yucatán - Uxmal, Campeche y Calakmul


Dejamos atrás Mérida para adentrarnos en la cultura Yucateca. Descubriremos Uxmal, la ciudad maya que nos dejó sin aliento. En Campeche, ciudad de piratas, nos tomaremos un respiro antes de partir hacia un lugar escondido en la selva, Calakmul. 

Diario de viaje a Yucantan en coche de alquiler 

DÍA 4: RUTA DE LOS CONVENTOS Y UXMAL

El María del Carmen dispone de cafetera en las habitaciones, así que los bollos que habíamos comprado la noche anterior y un buen café se convirtieron en un gran desayuno para comenzar el día.
Antes de salir de Mérida echamos gasolina. Bone notó algún movimiento extraño por parte de los gasolineros, pero no supo explicar exactamente que fue, así que nos fuimos un poco extrañados y no llegamos nunca a saber si nos habían estafado de alguna manera. Estábamos pendientes de que el contador de la gasolina marcara 0, de asegurarnos del billete que entregábamos y de las vueltas que nos daban, así que o bien fue un nuevo tipo de engaño o realmente no pasó nada.

La mañana de ese día la íbamos a dedicar a visitar unos cuantos pueblecitos que tienen imponentes templos. Se denomina la ruta de los conventos.


El primero en nuestro camino fue Acanceh con su iglesia de Nuestra Señora de la Natividad y una pirámide maya, todo en la misma plaza. Como era temprano, el mercado estaba en plena actividad, así que aprovechamos para hacer uno de nuestros pasatiempos favoritos, merodear, oler y disfrutar del colorido de los productos y de los trajes típicos yucatecos.
El colorido mercado en plena ebullición matinal

 Nota gastronómica - Los chiles:

Elemento imprescindible de la cocina mexicana. La palabra hace referencia tanto a los pimientos como a las guindillas. Hay una gran variedad de chiles, desde el dulce, que no pica, hasta el habanero, considerado el rey de los chiles. Se dice que hay que tener cuidado al manipular los chiles más bravos pues pueden causar ampollas. Y damos fe, el chile habanero pica y si no nos llegan a avisar y no lo hubiéramos probado con cuidado no se si habríamos salido vivos de la experiencia.



Siguiente alto en el camino: Tecoch con su convento de la Virgen de la Asunción y un vagabundeo más por el mercado donde compramos unos plátanos.

El último sería Tekit y la Parroquia de San Antonio de Padua, donde quedamos sorprendidos por la enorme cola que se formaba un lunes por la mañana para ser escuchado en confesión.

Pasamos una mañana ilustre, viendo el día a día de estos pequeños pueblos, alejados de las rutas turísticas, con sus mercados tan animados y sus gentes pasando la mañana con los quehaceres diarios.

Para comer paramos en Ticul donde dimos cuenta de una pizza ranchera con jalapeños gigantesca, que nos serviría esa noche como cena también. Esta pizzería está en la esquina de la calle 23 (170 pesos con bebidas)
Llegábamos al hotel sobre las 15 horas. La Casa del Mago comparte instalaciones con la lujosa Hacienda Uxmal y se trata de un  pequeño edificio al lado de la carretera. Las habitaciones son preciosas, decoradas al estilo colonial con una cama King size. Lo peor fue que al estar junto a la carretera por la noche el ruido hace que se complique conciliar el sueño.
Solo hay que cruzar la carretera y caminar unos 100 metros para llegar al recinto arqueológico de Uxmal (entradas: 57 + 120 tasa extranjeros).
Nada más adentrarse en el lugar, el viajero se encuentra de frente con una visión sorprendente: la imponente Pirámide del Adivino, una inmensa mole que se alza 40 metros de altura, con la peculiaridad de que, al contrario que otras, su base es ovalada en lugar de cuadrada o rectangular. Es única en su género.

La magnífica pirámide del Adivino nos asombra al entrar al recinto
De nuevo nos cruzamos con pocos turistas y visitamos plácidamente el resto de los edificios que componen el lugar. Como el Palacio del Gobernador que es la culminación del estilo Puuc. La piedra está ricamente decorada con todos los motivos característicos de este estilo.
Las vistas desde la Pirámide de Zamná, justo detrás del Palacio del Gobernador, son espectaculares, prodigiosas.

Una de las vistas más bellas de todo el Yucatán
A pesar de que habíamos leído sobre este lugar, no estábamos preparados para tanta grandeza.

 

Uxmal nos sorprendió de forma brutal, es un lugar tan magnífico al que habría que dedicarle una parada obligatoria en un viaje por Yucatán a pesar de que su belleza queda empañada por la fama de Chichen Itzá, Uxmal no tiene nada que envidiar a la recién nombrada maravilla del mundo.
Todavía extasiados por la sobrecogedora grandeza de Uxmal, regresamos al hotel y nos deleitamos en la piscina mientras llegaba la hora del espectáculo nocturno que la entrada incluye.
Las luces de colores iluminando los edificios mientras se relata una historia y suena música queda bastante vistoso, aunque termina haciéndose un poco largo, son 45 minutos y el cansancio empieza a hacer mella en nosotros.
TIPS DE VIAJE
ENTRADA UXMAL: 57 pesos + tasa 120 pesos (extranjeros)
UXMAL
Hotel muy cerquita del recinto de Uxmal, solo hay que cruzar la carretera y caminar unos 100 metros. El hotel está fenomenal, las habitaciones son muy bonitas y la cama King size es muy cómoda, comparte instalaciones con el lujoso Hacienda Uxmal, así que se puede disfrutar de su piscina, restaurante y bar. El desayuno es fantástico. La única pega es que está pegado a la carretera y no hay ventanas, solo persianas de madera por lo que es difícil conciliar el sueño con los camiones y vehículos que transitan.
Este hotel lo reservamos antes de iniciar el viaje porque vimos que no había mucha oferta hotelera en la zona.
CONSEJO: La ruta de los conventos es muy recomendable hacerla por la mañana cuando los mercados están en plena ebullición y la gente llena las calles en sus quehaceres diarios.

DÍA 5: DÍA DE PIRATAS – NOCHE EN LA SELVA

El desayuno en la Hacienda es realmente copioso y de calidad, además el entorno es todo un lujo al que no estamos muy acostumbrados. Tristemente, dejamos atrás el fastuoso lugar y tomamos de nuevo la carretera que en dos horas nos llevaría a la colorida Campeche, ciudad de piratas.
Pasear por las calles de la ciudad es un placer, repleta de baluartes y fuertes para soportar los ataques piratas y siempre acompañados por sus casas multicolor.

Una de las muchas puertas de Campeche
Todo este precioso conjunto hizo que Campeche fuera destacada como patrimonio Mundial de la Unesco en 1999. 

Las coloridas calles y el azul del cielo nos deslumbran mientras paseamos por la ciudad

Hicimos un alto en el camino para tomar unas cervezas en la cantina llamada Salón del Rincón Colonial, cerca de la Puerta de Tierra. Local con solera, es toda una institución en la ciudad.

 

Entramos en el Baluarte de San Carlos donde aprendimos algo más sobre piratas y corsarios, la entrada es gratuita y hay que dejar un donativo.
Y comimos en la Parroquia de los Gansos a base de camarones y pulpo, aunque lo que realmente nos sorprendió fue la deliciosa horchata de coco y un delicioso café.

Pulpo y camarones para comer
Ya no teníamos tiempo de nada más si queríamos llegar a dormir cerca de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, de la que nos separaba un largo camino durante el cual policía y ejército nos pararon por dos veces para revisar nuestra documentación. No hay que asustarse, suele ser una parada rápida en la que te piden los papeles, te preguntan de dónde vienes y hacia dónde vas y poco más.
Serían alrededor de las 17:30 cuando llegábamos al alojamiento ecológico Rio Bec Dreams, donde teníamos reservado el jungalow orquídea, con baño privado pero con ducha compartida.
Nuestro jungalow, donde descansaríamos esa noche
Son coquetas cabañitas en medio de la selva. Tomamos unas cervezas en el bar mientras conversamos con la dueña que no habla castellano y una pareja de italianos con los que compartimos consejos de viaje.
El cenador es también un lugar encantador y relajado donde nos sirvieron la cena a la luz de las velas y el perrito de la casa nos robó caricias y comida. Al respecto decir que la cena estaba rica, pero excesivamente cara para los precios que estábamos pagando a lo largo del viaje.
Si bien el descanso fue muy agradable, con los sonidos de la selva acunándonos mientras soñábamos con lo que nos esperaba al día siguiente.
TIPS DE VIAJE
CAMPECHE
Restaurante Parroquia de los Gansos
Comida tradicional y con productos de calidad, frecuentado por locales y turistas. La horchata de coco está deliciosa. También presumen de un café de calidad. (374 pesos los dos)
CALAKMUL
A 60 km de las ruinas de Calakmul. Son bungalows algunos con aseo completo, otros solo wc y lavabo y otros solo con la cama. Son cabañas muy acogedoras y tranquilas en mitad de la selva, decoradas con gusto y muy limpias. La comida que preparan es buena, pero no ofrecen comida local. Sus responsables apenas hablan castellano. Cafetera y café de cortesía. Agua purificada en las habitaciones. Precios hinchados debido a la escasa oferta de la zona. (1170 alojamiento con wc y lavabo + cena)

Diseño web por Hazhistoria