Un Pedacito de Roma




Hace ya tiempo que visitamos la ciudad eterna y sin embargo sus monumentos, sus olores, su tráfico y su gastronomía permanecen frescos todavía en nuestra memoria, como si el tiempo no pasara por ellos. Desde luego es una ciudad muy recomendable y es posible buscar ofertas de vuelos baratos a Roma y poder visitar las maravillas que esta ciudad acoge.
Y es que Roma es rica en monumentos, historia, arte y lugares encantadores en los que nos perderemos y dejaremos volar el tiempo maravillados por la belleza que nos rodea.
El Coliseo ostenta el honor de ser una de las Nuevas 7 maravillas del mundo y merecidamente, en mi opinión. Grandioso, majestuoso y con un pasado algo violento por los espectáculos que ofreció. Sin duda es una de las imágenes de Roma. La que todos evocamos cuando cerramos los ojos y pensamos en ella. Aquí encontrareis información sobre este magnífico monumento.




El Vaticano es otro de los emblemas de la ciudad y si hablamos de grandiosidad, creo que este lugar es la definición de la palabra. Obras de arte, lujosas galerías y maravillas allá donde la vista llega.



La Fontana di Trevi. ¿Quién no ha visto alguna imagen de esta cinematográfica fuente? Siempre abarrotada de turistas lanzando monedas al agua mientras formulan el deseo de volver o posando con esta magnífica fuente como telón de fondo, resulta difícil hacerse un hueco para cumplir con el ritual.



Pero Roma esconde lugares más desconocidos, algunos secretos, que si se dispone de tiempo merece la pena recorrer.
La Piazza Cavalieri dell'Ordine di Malta esconde una cerradura en una puerta que casi nos pasa desapercibida pero a la que si te asomas por su ojo descubrirás una imagen única de la cúpula del vaticano.


Tendreis que ir a Roma para poder descubrir lo que se esconde tras esta cerradura
Otras visitas recomendables son las Catacumbas de San Calixto a las que llegamos por la Vía Apia Anticca, las Termas de Caracalla, el magnífico y para mi uno de mis rincones favoritos Panteón de Agripa, donde poder tomar un expresso o un capuccino en el cercano Tazza d’Oro.



Y perderse por las callejuelas del Trastevere, entrar en la infinidad de iglesias con frescos y esculturas que son auténticas joyas, pasear por sus plazas como la del Popolo, la Piazza Navona, el Campo de' Fiori o la Plaza de España, la CRIPTA DE LOS CAPUCHINOS, descubrir sus Foros y las esculturas y piezas que sus museos guardan….



Por no hablar de la gastronomía italiana. Para los enamorados de la pasta y de la pizza es el paraíso y para nuestra sorpresa descubrimos que era más barato de lo que pensamos. Las probamos de todas las formas imaginables, la pizza mejor al horno de leña, pero es que además su café es delicioso y sus helados míticos.


 
Y por último mecionar a los gatos de Roma, que los encontraremos por todos los rincones y descansan apaciblemene sobre las ruinas o en los jardines. Son un emblema en Roma y esta ciudad los cuida y los ama como parte de ella que son.


Refugio de gatos en Largo de Torre Argentina

En definitiva, Roma es una ciudad para perderse, para volver y para soñar.
Arrivederci Roma...


Diseño web por Hazhistoria