30 de diciembre de 2016

Viaje a China en 17 días

Tras muchos años recorriendo el mundo, China era nuestra asignatura pendiente. Llegó el ansiado viaje y por fin, contemplaríamos lugares míticos como la Gran Muralla o nos asombraríamos con el Templo Colgante de Datong, recorreríamos las antiguas calles de Pingyao o la moderna Shanghai. China no nos ha dejado indiferentes, nos ha conquistado obligándonos a planear un regreso al país.
 
Como sólo disponíamos de 18 días libres, desde el primer momento planteamos este viaje, con la ayuda de Nacho de Dokodemo Door blog, como una primera incursión a China, dando por sentado que visitaríamos una pequeña parte del gigante asiático y dejando muchas cosas para próximos viajes. De este modo nos centramos en el noreste del país.
Nuestro avión entraba por Beinjing y volveríamos 17 días después a casa desde Shanghai.

RUTA

Día 1: Viaje 

Viaje a Beijing con escala en París. Viajamos con Air France que ofrece muy buena comida en el viaje.
Para ir y volver al aeropuerto de Pekín se puede coger el Airpot Express por 25 yuanes.

 

Días 2 - 6: Beijing

Principales visitas:

Templo de Confucio. Es un recinto muy tranquilo con bellas estelas colocadas sobre unas extrañas y enormes tortugas.

Templo de los Lamas. Precioso recinto con varios templos y pabellones bellamente decorados y muchísima gente rezando y haciendo ofrendas.
 

Mercado nocturno de Wangfujing. Conrurrido mercado con infinidad de puestos de comida, donde sus brochetas de insectos y otros curiosos bichos son las estrellas. En un artículo especial os hablamos de todo lo que nosotros aprendimos sobre comida china y sus mercados.

Plaza de Tiananmen. Merece la pena visitarla también de noche para verla iluminada a pesar de que no dejan acceder al centro de la misma.
Por el día, recomendamos subir a la Torre de Tiananmen con magníficas vistas de la plaza.

Por los pasos subterráneos se accede al centro donde está el monumento a los Héroes del Pueblo y el mausoleo. Rodean la plaza edificios oficiales, museos, etc.
Justo al otro lado se llega a la Plaza Qian Men donde están las torres Zhengyang Men y Jian Lou (torre de la flecha)
 
Palacio de Verano. (parada de metro Beigonmen para entrar por el norte del parque)
Es un enorme parque con paseos, templos, bellos pabellones, un lago... nos llevará toda la tarde recorrerlo y disfrutarlo. Destacan la colina de la Longevidad, la torre octogonal de la Fragancia de Buda, la Galería, el Barco de Marmol, el Puente... si tenemos suerte contemplaremos el vuelo de infinidad de cometas y su ritual para ponerlas en lo más alto.
 
Ciudad Prohibida (cierra los lunes). También aquí pasaremos toda la mañana disfrutando de sus pabellones, jardines y recintos más escondidos, todos ellos con sugerenes y evocadores nombres.
 
 El patio con cinco puentes nos lleva al Palacio de la Suprema Armonía y de ahí a sucesivos y bellos pabellones.
 
Los Palacios Orientales llevan una entrada a parte que hay que pagar, pero que recomendamos pues la Ciudad Prohibida está abarrotada de turistas chinos y nos hacía imposible disfrutar de la visita. Por contra, estos palacios disfrutan de una tranquilidad que más parece un regalo. Aquí es interesante el muro de los Nueve Dragones o los pabellones de la Eterna Armonía o la Serena Longevidad. Al final del recorrido pasaremos por el Jardín Imperial con los pabellones de los Mil Otoños y las Diez Mil Primaveras. Saldremos por el puente de la Bravura Divina.

Parque Jing Shan o Colina del Carbón. Subiendo al pabellón Wancheng Ting contemplaremos prodigiosas vistas de la ciudad prohibida.

Parque Bei Hai. Otro agradable paseo con un lago, pabellones y otro muro de los Nueve Dragones.

Torres del Tambor y de la Campana. Se puede subir a las dos haciendo coincidir con las actuaciones en cada una de ellas. Nosotros solo subimos a la del Tambor, si subes a las dos tienes una entrada combinada más económica.

Hutong Nan Luo Gu Xiang. Muy concurrido y comercial, aunque en cuanto sales de la calle principal te encuentras inmerso en los hutong más tradicionales de Pekín.

Templo del Cielo. Uno de los recintos más bellos de Beijing, con el maravilloso pabellón circular destacando con sus tejas azules. (nota: desde el mercado de las Perlas, subiendo a la terraza, se obtienen vistas de este templo)
 

Zona Olímpica. (parada Olympic Green). Pasando un control de seguridad, llegamos a un enorme espacio con estadios y pabellones. El más famoso el Nido.

Información sobre el metro y transporte público:
Nada más llegar, merece la pena hacerse con una Tarjeta IC. Con ella, una vez recargada con saldo suficiente, podremos viajar en metro y autobús.
Las podemos comprar en las taquillas, dejando un depósito de 20 yuanes. El transporte se paga en función de la distancia, así, pasas la tarjeta al entrar y al salir y te descuentan la cantidad oportuna. Siempre se muestra el saldo en el display de la entrada y a la salida la cantidad que se ha cobrado por el viaje.
Cuando terminas tu estancia en la ciudad, te abonan el depósito y el saldo que quede.
A tener en cuenta. En todas las estaciones de metro de China que hemos utilizado, hemos tenido que pasar un control de seguridad y pasar nuestras mochilas/bolsos por el escáner. Si viajas al aeropuerto o estaciones de tren, llevarás tu equipaje y tendrás que pasarlo. A nosotros, casi al final del viaje, nos abrieron la mochila para sacar la espuma de afeitar. Depende de el vigilante de turno que te toque, si le apetece tocar un poco las narices, ya que los ciudadanos chinos pasaban sin tanto control.
Otra circunstancia a considerar es que en las estaciones de metro donde se puede cambiar de línea, las distancias son largas.

Muralla China
Nosotros visitamos el tramo de Mutianyu, algo más alejado de Pekín y por lo tanto menos concurrido. Merece la pena madrugar para llegar con menos afluencia, aunque nunca será agobiante. Cuesta llegar entre 1,5 y 2 horas dependiendo del tráfico y hay que coger un bus (916 exprés, desde DongZhiMen) y luego un taxi.
En este tramo puedes subir caminando, en teleférico o el pack de subir en telesilla y bajar en tobogán.
 

 

Día 7: Datong

Hicimos las dos excursiones recomendadas en un taxi contratado en la estación de tren. Según se cuenta en los foros, el precio suele estar entre los 300 y los 400 yuanes. Pagamos 340, sin apenas regatear, así que es posible que se pueda llegar a los 300.
La primera parada fue el Monasterio Colgante en Hengshan Mountain, a unos 70 km. de Datong y donde nos cuesta llegar algo más de una hora.
 
Sin duda merece la pena, es uno de los lugares más increibles que hemos visto. Un templo literalmente colgado en las montañas, en un enclave espectacular. Aunque no es apto para los que padezcan de vértigo, el lugar parece a punto de venirse abajo en cualquier momento.
La siguiente parada son las Gutas de Yungang. Veinte cuevas (algunas cerradas) que contienen 51.000 estatuas, todo labrado en piedra arenisca. La nº 6 nos deja boquiabiertos y los magníficos y colosales budas de las cuevas nº 18 y 20 son impresionantes.

 

Día 8: Pingyao

Ciudad tradicional  totalmente conservada. Lo recomendable es adquirir los tiques para acceder a todos los puntos de interés de la ciudad, incluidos templos, museos y casas tradicionales y de oficios. Visitas interesantes son el Templo de Confucio y el del Dios de la Ciudad o Cheng Huang Temple, Ri Sheng Chang que fue el primer banco de la ciudad, la Antigua Casa de Gobierno, una de las más grandes con bellos jardines... hay infinidad de lugares por descubrir. Pero también merece mucho la pena callejear y dejarse llevar por el ajetreo diario. Subir a la muralla por la torre Sur y contemplar los grises tejadillos de las casas o guiarse por la preciosa Torre de la Ciudad.
 

 

Día 9 - 10: Xi'an

Principales visitas:
Guerreros de Xi'an. Casi el único motivo por el que los turistas visitamos la ciudad. Llegaremos con el bus 914 que se coge en la estación de autobuses y se tarda cerca de una hora en llegar. Siguiendo los consejos de aquellos que estuvieron antes, visitamos primero la exposición, luego el Pabellón 2, después el Pabellón 3 conocido como cuartel de oficiales y dejamos para el final el espectacular y más conocido Pabellón 1. Absolutamente impresionante y motivo más que suficiente para visitar China.
 

Pagodas de la Oca Mayor y la Oca Menor.
La actual pagoda de la Oca Mayor tiene siete pisos y mide 64 m. de altura. La de la Oca Menor actual tiene 13 pisos, mide casi 44 metros y posee un cuepo más delgado arriba y abajo, proporcionándole una curiosa apariencia.

Puerta Sur y Antigua Muralla de la Ciudad. Nosotros no subimos por el precio desorbitado que piden para pasear por la muralla.Es el sistema defensivo más antiguo y mejor preservado de los que aun existen.

Torres de la Campana y del Tambor. Solo subimos a una aunque se puede comprar entrada combinada. Son más grandes y espectaculares que las de Pekin y por la noche su iluminación es maravillosa.
Torre del Tambor de Xi'an

Gran Mezquita. Una de las más grandes de China y un remanso de paz en medio del abarrotado barrio musulmán. Compuesto por cuatro patios, lo más destacable es el gran arco de madera que nos recibe, la pagoda octogonal en el tercer patio y el salón de la oración donde no podemos acceder.

Barrio musulmán. Pasear, comprar y comer, serán las actividades principales cuando estemos aquí. Siempre asombrados por muchas de las cosas que veremos. Os recomendamos cenar o picotear algo, mejor en los puestos que más cola tengan, así seguro que acertaremos.

 

Día 11: Grutas de Longmen

Desde la taquilla hasta la entrada hay 2 km de caminata o se puede llegar cogiendo el tren eléctrico. Visitaremos las cuevas del Oeste del Río Yi, conjunto que cuenta con más de 100.000 estatuas, que lamentablemente fueron vandalizadas durante la persecución del budismo a finales de la dinastía Tang y posteriormente durante la Revolución Cultural propiciada por Mao. Aun así, el recinto es impresionante.
Las cuevas más importantes son las Tres Cuevas de Binyang San Dong con enormes imágenes budistas que simbolizan los budas del pasado, presente y futuro. La Cueva de los 10.000 Budas, donde no hay hueco sin esculpir (ni cabeza sin vandalizar). Fengxian Si, la más espectacular con un buda de 17 metros de altura al que se le otorgó el apodo de Mona Lisa de oriente por su enigmática sonrisa. A cada lado  su discípulo Ananda y en los laterales unos reyes celestiales, los de la derecha están mejor conservados.
 
Justo debajo está la Cueva de la Flor de Loto, en buen estado y con esta flor en su bóveda. La Cueva de la Receta, cuya información reza que pueden verse hasta 140 inscripciones de recetas y tratamientos, que fuimos incapaces de localizar.
Al cruzar el río, quedaremos impactados por la vista de la cueva Fengxian Si desde el otro lado.
 

 

Día 12: Traslados

El retraso de un vuelo interno por el mal tiempo nos hizo perder casi todo el día dentro de un aeropuerto.

 

Día 13-14: Nanjing

Memorial de la Masacre de Nankín. (Línea 2, parada Yunjinlu) Exposición con fotografías, objetos y descripciones del horror de este terrible hecho histórico. La muestra se completa con esculturas desgarradoras, una fosa común, algunas recreaciones de casas atacadas y diferentes muestras de recuerdo. El blog Dokodemo Door lo explica muy bien. Es una visita muy dura.

Fuzi Miao. Agradable barrio con bonitas calles peatonales muy animado. Puedes dar paseos en barco por sus canales y visitar el templo de Confucio.
 

Puerta Zhonghua.

Montaña Púrpura. (Línea 2, parada Muxuyuan) En este complejo hay muchísimo por ver. Nosotros sólo pudimos dedicarle una mañana por la lluvia. Visitamos la Tumba de Ming Xiao Ling, al que llegamos cruzando un bonito puente. Atravesando el Pabellón de la Estela llegaremos hasta la Torre Ming.
Lo que más me gustó fue el camino flanqueado por estatuas de animales salvajes y mitológicos (leones, elefantes o unicornios entre otros muchos). También se puede visitar el mausoleo de Sun Yan Set.
 

 

Día 15: Hangzhou

Calle Hefang. Lleva directa al lago, pero antes podremos entretenernos con el sinfín de tiendas y puestos que jalonan esta animada calle.
Lago Oeste. Es una de las maravillas paisajísticas de China y así lo entienden miles de chinos que abarrotan sus paseos todos los días. Recorrerlo entero nos llevó unas 5 horas, aunque puedes tomar trenecitos que te van llevando a lo largo de todo el lago. Visitamos la Pagoda Leinfeng, que es una reconstrucción de 2002 ya que la original se derrumbó en 1924. El Jardín de Huagang en cuyos estanques nadan infinidad de carpas naranjas esperando a ser alimentadas es otra parada preciosa. Cruzamos el dique Su, el más largo del lago, unido por seis puentes. A la isla de Xiaoying se llega en barco. Otro precioso lugar es el Jardín Quyuan con su bello puente. Completamos la vuelta cruzando el Dique Bai.
 
Nuevamente os emplazamos a leer el blog de Nacho que cuenta con una guía que nos sirvió para preparar el viaje.

 

Día 16: Shanghai

Nanjing Road. Es históricamente la principal arteria comercial de la ciudad. Se divide en dos Nanjing Road East que comienza en el Bund y termina en la Plaza del Pueblo donde se convierte en Nanjing Road West.

People Square. Un agradable parque donde nos encontramos con el sorprendente mercado de solteros, donde padres buscan yernos o nueras. Dentro del parque también se ubican museos y exposiciones.

Bund. Corazón de la concesión inglesa. Es un agradable paseo flanqueado por hoteles, bancos y majestuosos edificios, símbolo del poder comercial occidental. Las vistas del Pudong son espectaculares.

Pudong. Lo que a mediados del s. XX era un arrabal de casuchas encontramos ahora un bosque de rascacielos. Uno de los skyline más impresionantes y fabulosos del mundo.
Podemos además, subir a alguno de sus espectaculares y vertiginosos miradores. Nosotros lo hicimos ascendiendo a lo más alto del Shanghai World Financial Center, más conocido como el abrebotellas.
 

Jardín Yuyuan y bazar. Aunque los edificios que rodean el jardin no son antiguos no podemos menospreciar su encanto. Merece la pena entrar en el tranquilo jardin Yu y perderse en su laberíntica estructura.
 

Concesión Francesa. Avenidas y villas de estilo europeo que alojan tiendas, boutiques y cafés.

Se puede llegar al centro de Shanghai desde el aeropuerto con el tren de levitación magnética en tan solo 8 minutos. Solo hay que buscar las indicaciones que llevan al Maglev y presentando tus tarjetas de embarque te hacen un descuento. Deja en la estación de Lonyan Rd.

 

Día 17: Viaje a casa




Consejos de Viaje
Os contamos en este post nuestros consejos para que vuestro viaje a China sea más sencillo.
Cómo tramitar el visado, hoteles, reserva de trenes, dinero y tarjetas... todo lo que nos preguntamos antes de salir a conocer este gigantesco país.

10 comentarios:

  1. Este verano estuve mirando una ruta para ir a China porque era nuestra primera intención de viaje, hasta que se nos atrevesó la Costa Oeste... La ruta que tenía en mente era similar, aunque añadiendo algo más para unos cuantos días más... Pero tomo nota de la tuya porque dudo que tenga muchos más días la próxima vez que nos pongamos China como objetivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M. Carmen,
      Yendo con la peque yo planificaría una ruta intentando abarcar menos de lo que ves en nuestro itinerario. A nosotros nos resultó agotador, no por eso menos emocionante, pero las horas de viaje en tren y esperas en estaciones, traslados y tal... terminamos desfallecidos.
      China es enorme y hay que dar por hecho que es un destino al que volver, por eso nosotros no viajamos al sur, Gullin por ejemplo es un lugar imprescindible que descartamos para otro viaje.
      Espero que pueda servirte de guía, es una ruta que se sale un poco de lo habitual pero que nos encantó.
      Un abrazo y feliz año

      Eliminar
  2. Pues me parece un recorrido bastante completo. Me encantaría ir a China, por la Muralla y, sobre todo, los guerreros de Xi´an

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Verónica, para los días con los que contábamos estuvo genial. Fue la decisión que tomamos mientras preparábamos el viaje, mucha gente hace el recorrido hacia el sur pero hemos preferido centrarnos más en el norte.
      Un abrazo,

      Eliminar
  3. Muchas gracias por las menciones!! La verdad es que hicisteis un pedazo de viaje. Jure no volver a China en una decada al menos pero que ganas me han entrado de ir a los sitios que no conozco del itinerario como Datong, Pingyao o Longmen. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esos tres lugares que mencionas son el top del viaje y solo por ellos merece la pena que vuelvas a China.
      Gracias por toda la ayuda.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Me encanta Asia, me tiene enganchada, pero confieso que China no está en top de mis pendientes asiáticos aunque por supuesto quiero ir alguna vez, tengo que ver los Guerreros de Sian, la Gran Muralla, Pyyngao, Datong y también Gullin, porque veo fotos de todo eso y me parece todo una maravilla. Espero el resto de entradas y que nos cuentes que tal la experiencia con los chinos, gastronomía etc. En cuanto a acabar exhaustos, nosotros este año en Japón acabamos rendidos, vamos a tener que plantearnos tomarnos los viajes con más calma, jeje. Un abrazo y feliz año viajero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Japón también fue otro viaje agotador para nosotros... uffff....
      Puedes ver nuestra experiencia gastronómica en el post que escribimos hace unas semanas y pronto os contaremos consejos y preparativos de viaje.
      Os adelanto que con los chinos mejor de lo esperado, aunque tienen sus cosas ;)
      Feliz año y un abrazo fuerte

      Eliminar
  5. Menuda paliza os pegasteis!!! Yo fui 14 días con traslados internos en tren y bus y me deje decenas de cosas de las que habeis visto por ver. Articulo curradisimo Libreta y que me ha hecho sonreir recordando unas cuantas anecdotas de mi viaje de novios por China. Feliz año viajero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz Año para vosotros también, familia.
      Seguro que viene plagadito de viajes

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria