27 de marzo de 2014

La cena de los sentidos...


O casi todos los sentidos, porque hay uno  de ellos que dejamos atrás al principio de la cena, o mejor dicho, del evento, y no lo recuperamos hasta dos horas después, todavía con el resto de sentidos a flor de piel y las emociones revolucionadas en nuestro interior por todo lo que hemos vivido.

El silencio....

Con esta palabra, repetida varias veces, nos da la bienvenida Javier, el director de orquesta de todo lo que nos va a acontecer en los próximos minutos, nos lleva hasta su mundo de sensaciones con sus palabras, nos hace emocionarnos antes de saber lo que nos espera y, tan solo unos minutos después, perdemos nuestro sentido de la vista, nos olvidamos de él y un tsunami de experiencias, emociones y sentimientos comienza a arremolinarse dentro y fuera de nosotros.

La oscuridad....

Dejarse llevar por un desconocido, totalmente a oscuras, es complicado. Los primeros minutos son difíciles, ya nos lo había dicho Javier. Oscuridad, soledad, desconcierto, desorientación… sensaciones que no son agradables, a las que no estamos acostumbrados. Te encuentras solo, en un lugar desconocido y a oscuras. Pero alguien te susurra: “Tus ojos son tus manos”… y comienzas a salir del caparazón en el que te has escondido.
Vamos buscando nuestro lugar, vamos escuchando sonidos que nos ayudan a medir las distancias, vamos haciéndonos a nuestra nueva situación y poco a poco te relajas, te dejas llevar y te abres a un nuevo mundo, oscuro, sí, pero mágico.
Imposible describir lo que vivimos en la CENA DE LOS SENTIDOS, es difícil que los que allí estuvimos sintiéramos lo mismo, yo no lo creo. Cada persona vivió su experiencia personal. La mía fue mágica y maravillosa y me entristece pensar que nunca se volverá a repetir de ese modo.

Los sentidos....

Palabras que huelen cítricas, sonidos que te rozan con dulzura, voces que se sienten como caricias, olores que saben tiernos, sabores que se acarician… los sentidos se desarrollan y se mezclan entre sí. Hueles lo que oyes, tocas lo que comes… pero no ves nada.
Esta montaña rusa de emociones y sensaciones no te deja un respiro, ríes y te sobresaltas, bailas, comes, vuelas, escuchas y hueles, tu cuerpo se ve envuelto en una experiencia sensorial tan brutal, tan colosal, que se transforma, se estimula, se activa, se despierta y de repente, te das cuenta de todo lo que te pierdes cada día, de las pequeñas sensaciones y estímulos que pasan a nuestro lado desapercibidos y que son maravillosos.
Cuando todo termina, no vuelves a ser el mismo que entró, cohibido, sino una persona liberada, abierta y feliz.
Si eres capaz de dejarte llevar, de confiar en que lo que allí te va a ocurrir es bueno, si no tienes miedo, si abres tu mente y tu cuerpo, si dejas atrás tus escrúpulos, tus prejuicios, tus temores, tus aversiones… entonces, tú también estás preparado para sentir.



NOTAS ACLARATORIAS:
La cena de los sentidos, se organiza a lo largo de toda la geografía española.
En la página web http://casitodoslosentidos.com/la-cena-de-los-sentidos/ tienen publicado el calendario sensorial de eventos y los restaurantes donde se celebran.
Nosotros tuvimos la enorme suerte de asistir a uno de nuestros restaurantes favoritos, El Montal, un entorno perfecto para esta actividad que desde el principio, sólo con cruzar el umbral, hace que te adentres en un mundo sensorial muy especial.
No es solo una cena, es una experiencia global donde hay que abrir la mente y el cuerpo y dejarse llevar a un mundo nuevo.


20 comentarios:

  1. Dicen que cuando te falta uno de los sentidos, el resto se agudizan más. Y no sólo lo has experimentado si no que leyéndote nos has hecho a los demás participar de esta experiencia sensorial tan especial. Enhorabuena por la entrada !!! Si tengo la oportunidad, lo probaré. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente tú, se que disfrutarás enormemente con la experiencia.
      Un besote

      Eliminar
  2. Qué curioso! La verdad es que no había oído hablar de este tipo de eventos!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a mi me ha abierto los ojos (metafóricamente, porque me los cerraron en realidad) a otras sensaciones.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Tenemos ganas de probar un experiencia como esta. Ya hemos realizado alguna cata así, vino y cerveza, aunque una comida completa tiene que ser muy diferente, y por el éxito que tiene, también en Europa, debe merecer la pena.

    Saludos!
    (Pensábamos que ya te teníamos en nuestro "Mas Gente Viajera". Al parecer no era así, :) hasta ahora)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso, por lo que os conozco de seguiros, que os gustará. Es algo que no todo el mundo puede vivir porque es algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados.
      Besos y gracias por incluirme en vuestro listado

      Eliminar
  4. Yo creo que no seria capaz de dejarme llevar de esa forma...como bien dices hay que liberarse de miedos y dejarse guiar por los sentidos. Sin duda, una descripción increíble de lo que supuso esa cena de los sentidos. ¿Que comisteis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué comimos? pues no lo vimos... tal vez todo fuera fruto de nuestra imaginación :-P

      Eliminar
  5. Muy interesante pero tengo que pensarlo dos veces. A mi me gusta estar en control de todas las situaciones. No se si fuera capaz. Hoy en dia estamos tan inundados de sensaciones multilterales que una experiencia asi seria desconcertante e incomoda. Definitivamente que nuestros otros sentidos se van a despertar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Eduardo que no es una experiencia apta para todo el mundo. El que se atreva y se deje llevar disfrutará, pero ir para pasarlo mal... mejor dejarlo para otros.
      Un abrazo,

      Eliminar
  6. pero sí hay luz no? te tapan los ojos.. para mí la experiencia fue en Dans Le Noir, en Barcelona.. ni venda ni antifaz en los ojos.. oscuridad absoluta y camareros invidentes.. alucinante!! me encantó.. pero es cierto que hay personas que se agobiaron.. yo disfruté un montón.. una experiencia increíble!! lo recomiendo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una experiencia diferente a la que cuentas.
      La luz es tenue, la que se ve en la fotografía, supongo que para ayudar a los camareros, que no son solo eso, ya que como cuento es una experiencia global.
      Como todo en la vida, hay gente que no disfrutó del mismo modo que nosotros. Simplemente hay que saber dónde vas y disfrutar mucho.
      Un saludo,

      Eliminar
  7. Gracias Libreta Viajera por tus palabras , ya te las he agradecido via mail. Tengo que decir que en 11 años que llevamos con Casitodoslosentidos , el 99 % de los asistentes han vivido una experiencia intensa y tremendamente agradable.
    No hay nadie que No pueda vivir La Cena de los Sentidos ya que nacimos para hacer mas felices a los demás, y lo conseguimos. Da igual que creas que no puedes venir, que no lo pasaras bien, porque cuando termine La Cena de los Sentidos tu opinión habrá cambiado, y no podemos explicar porqué. Abrazos y emociones para todos.
    Javier Serrano . Director de Casitodoslosentidos.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me hicisteis un cumpleaños muy feliz y te estaré eternamente agradecida por ello.
      Un abrazo y espero que nos volvamos a ver... o no ;-)

      Eliminar
  8. Uff no creo que disfrutase de esa experiencia, no ver es uno de mis mayores temores y no estaría cómoda, aunque me parece una buena experiencia para quien se atreva, no conocía este tipo de eventos. Un saludito :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Caliope, es una experiencia y como todo, hay gente que disfrutará mucho y hay gente que disfrutará menos. No todos estamos hechos igual (por suerte) así que es cuestión de cada uno decidir si se atreve o no.
      Besos

      Eliminar
  9. Me gusta probar cosas nuevas y disfrutar de nuevas sensaciones así que creo que no diría que no a una experiencia como esta, de hecho la conocía y la había mirado alguna vez, pero nunca he dado el paso. Que te priven de la vista que es el sentido en el que nos solemos basar primero tiene que ser desconcertante al principio pero puede ser curioso y divertido.

    Un abrazo y gracias por compartir esta experiencia con nosotros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra haberte inspirado y que decidas atreverte a ello. Os recomiendo que lo probeis si algún día está cerca de vuestra casa.
      Un abrazo,

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria