30 de enero de 2014

Diario de Viaje a México: Yucatán- Calakmul, Bacalar y Riviera Maya

Nuestro viaje en coche por Yucatán continuaba sin tiempo para el descanso. Ciudades escondidas en la selva, reservas de la biosfera y playas de tortugas. Las aventuras se sucedían a cada paso. México se nos descubría como un lugar mágico, fascinante y maravilloso día a día.


DÍA 6: DOS JOYAS – CALAKMUL Y BACALAR
Bone madrugó de nuevo para correr un poco por la carretera acompañado siempre por la selva.
Después de un café nos dirigimos al recinto arqueológico de Calakmul que se encuentra a 60 km del ecolodge donde habíamos descansado esa noche.
El camino por una carretera que cruza la jungla se hace un poco más largo de lo normal. Gracias a que estos accesos son todavía complicados, el turismo de masas aun no ha llegado aquí.
Se cobra entrada por acceder a la reserva de la biosfera, 56 pesos por coche, luego por acceder a otra zona, donde hay un pequeño museo, 28 pesos por persona. Aquí puedes hacer una visita guiada gratuita, dividida en tres espacios, el que explica los fósiles y restos encontrados, el de la fauna y el arqueológico. Resulta didáctico e interesante y bien merece esta parada para poder comprender más tarde un poco de lo que se está viendo.
Esta visita dura unos 30 minutos.
Pero sin duda, la joya del día, es la visita a las ruinas de Calakmul. Es simplemente impresionante. Restos arqueológicos dispersos por la selva, devorados por ella. Aquí volvemos a pagar una tasa de 46 pesos por persona.


Cuando llegas arriba, aun queda casi otro tanto para hacer cumbre
Majestuosas pirámides, a las que acceder a su cima resulta agotador, pero obligado. Las estructuras II, VII y I son las más altas y las que regalan vistas espectaculares de esta reserva que cruza la frontera hasta Guatemala.

En lo alto de las pirámides se ve la inmensa selva y se divisan las cimas de otras estructuras
El recinto de Calakmul, posee gran cantidad de estelas, más de 120, y sólo ha sido excavado una ínfima parte de lo que hay, alrededor de un 30%, por lo que se cree que fue una gran metrópoli maya en su época de esplendor.

Las estelas han revelado mucha información política y espriritual de la cultura maya
Cuando se pasea entre estructura y estructura, conviene estar atento, con cualquier ruido en las copas de los árboles alzábamos la cabeza y encontrábamos algo. Lo que más vimos durante nuestro paseo fueron monos aulladores, fáciles de distinguir, sobre todo los machos por sus testículos blancos.

Macho de mono aullador
 Pasear por Calakmul es adentrarse en una aventura, imaginarse que por un día somos exploradores, aventureros de antaño que pisaban lugares inexplorados. Es solo una ilusión, pero es mágico.

La selva ha devorado la gran metropoli de Calakmul
Alrededor del mediodía salíamos a por nuestro coche para poner rumbo a Bacalar. En el aparcamiento coincidimos con la pareja de italianos con los que habíamos compartido cervezas y consejos la noche anterior.
Pasado Chetumal, la capital de Quintana Roo, está el pequeño pueblo de Bacalar, a orillas de la laguna del mismo nombre.
Pasamos esa noche en Casita Carolina, en la misma orilla de la laguna también llamada Laguna de los 7 colores.

Laguna de Bacalar o de los Siete Colores
Salimos a pasear apaciblemente por el pueblo. 
Bacalar tiene un pasado pirata, del que queda constancia en el fuerte que lo protegía de los ataques. En su plaza encontramos mucha animación, tiene un nostálgico ambiente caribeño. 

 
Compramos algo para desayunar en unos "abarrotes" y nos dispusimos a cenar en "El Mesón", muy cerca de nuestro alojamiento.
Un local muy humilde, una comida deliciosa. Comimos dos sopes uno de queso y pimiento poblano, otro de papas con chorizo, una quesadilla y tres cervezas, todo por 93 soles.
Durante la cena, el marido de la mesonera y un amigo que están disfrutando del tiempo libre conversaron con nosotros largo y tendido. Hablamos de política, economía, trabajo... y nos recomendaron una visita a Mahahual para snorkelear.
Pasamos una velada muy agradable, mientras la lluvia caía y la noche se refrescaba en Bacalar.

TIPS DE VIAJE
ENTRADA CALAKMUL: 56 pesos por cohe + 28 pesos por persona entrada parque + tasa 46 pesos por persona (extranjeros)
BACALAR
CASITA CAROLINA
Alojamiento humilde, pero con unas vistas de lujo a la laguna. Su dueña no habla castellano. Invitan a café por la mañana y tomarlo sentados en el jardín mientras el sol hace su aparición es un momento irrepetible. Nuestra cabaña es la Casa Chica, con baño privado (450 pesos). Estando allí haciendo el check-in una señora entró a preguntar precio y la dueña le pedió 500 pesos por una habitación sin baño. Igual en este caso conviene llevarlo reservado con anterioridad.
La Casita Carolina a orillas de la Laguna

RESTAURANTE EL MESÓN
Cena simplemente deliciosa. Platos regionales y locales, caseros y muy baratos. Merece la pena disfrutar de la comida de este establecimiento familiar (93 soles)

DÍA 7:AKUMAL Y PLAYA DEL CARMEN
Mientras en Casita Carolina nos preparaban un café, amanecía sobre la Laguna. Es un paraiso, asequible además. En silencio nos poníamos las pilas contemplando una imagen inolvidable. Es lo bonito de la vida, que te regala pequeñas cosas maravillosas como un amanecer en un pequeño pueblo del Yucatán.
Hicimos caso a nuestros compañeros de tertulia nocturna y cambiamos nuestra ruta para ir a Mahahual. Nos recibe el más puro ambiente caribeño.
Estuvimos un rato paseando por el Paseo Marítimo, repleto de hoteles, tiendas, agencias y restaurantes. Al final nos decidimos a contratar una barca que nos llevara hasta el arrecife de coral para lanzarnos un rato al agua.

Mahahual es un puerto donde paran numeroros cruceros
Tras navegar unos 10 minutos en lancha, nos tiramos por la borda para adentrarnos en un maravilloso mundo submarino.

 
Un bosque de corales se esconde bajo el mar, pececillos asomándose tímidamente, bancos nadando a nuestro alrededor. Para nosotros fue la primera incursión, nunca antes habíamos hecho snorkel en el mar y fue alucinante.
Cuando terminamos el hambre apretaba y nos fuimos casi al final del paseo marítimo para comer en el Nohoch Kay, un restaurante donde veíamos que los pescadores llegaban con cubos de marisco y pescado, recien traido del mar. Nos decidimos por una langosta de 200 gr. al vino blanco y un pargo a la sal y pimienta. Fresquísimo y delicioso.

 
Así terminaba nuestra ruta por el Yucatán, pasaríamos los siguientes cinco días alojados en una encantador Bed and Breakfast en Akumal, en el centro mismo de la Riviera Maya.
Habíamos elegido el lugar, sobre todo porque queríamos alejarnos de los resorts y del turismo de masas y después porque Akumal es la playa de las Tortugas y allí mismo hay un centro ecológico donde las protegen.
En cuanto llegamos a Villa Tortugas Residence nos dimos cuenta de que habíamos acertado. Varios perritos y gatos salen a recibirnos, los jardines son un paraiso y las casitas amplias, límpias y deliciosas. Cada noche, después de un día repleto de aventuras, nos recibía una confortable cama y un lugar muy agradable para reponernos para un nuevo día de actividad frenética.
Pronto salimos a Playa del Carmen para cenar allí. Estamos a unos 35-40 km.
Nada más llegar nos vimos que ese no era nuestro lugar. Hordas de turistas ocupan las calles, abarrotadas de restaurantes, hoteles y tiendas, parece que nos hemos trasladado de país, que hemos dejado atrás el México que lleva acompañándonos durante toda la semana.

Calles de Playa del Carmen
Buscamos un lugar que nos han recomendado unos amigos para cenar,  El Fogón. Una vez lo hemos localizado, cruzamos la calle para aprovisionarnos de comida en un hipermercado: fruta, embutido, zumos y cosas para cenar algún día en nuestra casita, alguna de las noches que pasaríamos allí.
Terminadas las compras vamos a cenar y desde luego, la recomendación fue acertada: un queso fundido con chorizo exquisito, un alambre con chile poblano, res y queso delicioso, unas brochetas con verduras a la brasa, patata asada y sopa de frijoles... todo estaba muy sabroso y contundente, por lo que nos tuvimos que llevar las sobras a casa para cenar otro día.

TIPS DE VIAJE
MAHAUAL
BARCA PARA BUCEAR EN EL ARRECIFE - 150 pesos por persona
RESTAURANTE NOHOCH KAY
Un buen lugar para probar la langosta, pues realmente es fresca ya que vimos a varios pescadores acudir con cubos con langostas recién pescadas para vender. Langosta, pargo, topopos y cervezas: alrededor de 400 pesos.
AKUMAL
Cabañitas rodeadas de un coqueto jardín con piscina. Regentado por una pareja de italianos es un lugar muy recomendable. Las habitaciones disponen de office con cocina completa, son amplias y decoradas con muy buen gusto. Puedes pedirles la cena y la comida italiana que preparan es deliciosa. A 2 km de la playa de Akumal. 

RESTAURANTE EL FOGÓN - Avda. Constituyentes con la 30 - Playa del Carmen
Una de las mejores comidas que probamos. Cantidades contundentes que te puedes llevar a casa ya que es difícil terminar todo. Todo lo que probamos nos gustó.

Nota: durante este viaje, íbamos reservando los alojamientos unos días antes, en páginas de reservas como HRS entre otras. Obtuvimos buenos precios y descuentos. En esta ocasión fue un acierto hacerlo así.


El resto de días, con Akumal como centro de operaciones hicimos las excursiones por Riviera Maya que os relatamos anteriormente.

 DÍA 8: RESERVA DE SIAN KA'AN
Sian Ka'an es la Puerta del Cielo, una reserva biólogica, de las más grandes de México, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Es un conjunto de manglares, pantanos, jungla, arrecifes... habitado por numerosas especies de aves, monos o caimanes entre otras.
Desde que salimos de casa, teníamos dudas de si podríamos hacer esta visita, pues el huracán Ernesto hizo estragos unos meses atrás, la zona había quedado arrasada y los caminos intransitables. Preguntando y buscando información, decidimos que la visita podría ser viable así que esa mañana, que el pronóstico del tiempo era bueno planificamos nuestra excursión a Sian Ka'an.
Desde Tulum tomamos dirección a Boca Paila y de allí a Punta Allen que era nuestro destino final.
Para entrar en la reserva cobran 27 pesos por persona.
La carretera a Punta Allen discurre por 30 km de carretera "decente" y 30 km de camino muy malo. Nos llevó 2 horas recorrer esta distancia, entre baches, socavones o charcos que había que sortear, de ahí que hubiéramos reservado un coche grande con el que poder circular por ese camino sin grandes problemas.

El mejor tramo del camino a Sian Ka'an

Punta Allen es un pequeño pueblo de pescadores, aislado, donde ahora empieza a despuntar el turismo, aunque con estos accesos aun tardará en convertirse en destino turístico puntero.
Pronto nos ofrecieron la excursión que queríamos hacer. Consitía en navegar durante 3 horas por los manglares, visitar una pequeña isla hogar de infinidad de aves, dirigirse hacia alta mar en intentar ver tortugas y delfines, snorkelear en el arrecife y terminar bañándonos en una piscina natural.
Con la cooperativa Los Gaytanes nos costó 1735 pesos. Es el precio por la barca y el guía, es decir, que si vais más gente se comparte el gasto.

La mejor manera de descubrir la reserva es en lancha
Dicho y hecho, no hubo forma de rebajar nada, así que nos subimos a la embarcación y salimos hacia una isla de manglar, refugio de diversos tipos de ave de todos los colores y tamaños. El manglar es muy importante para el ecosistema, pues protege y da cobijo a los animales que allí viven, pero además evita que lo huracanes destruyan la lengua de tierra que hay entre el mar y la laguna.
Vimos muchísimas especies de aves mientras aprendíamos un poco sobre ellas.


 
Después salimos hacia mar abierto y vimos un par de tortugas en el momento que salían a respirar y rápidamente se sumergían.

 
Poco después, a lo lejos, un grupo de delfines asomaba sus aletas, pero según nos acercábamos se alejaban así que dejamos de molestarlos y nos fuimos a snorkelear al arrecife.
Una vez más, una paleta de corales de colores, de extrañas formas, tímidos peces que asomaban la cabeza a nuestro paso, crustaceos... todo un mundo submarino se abrió ante nuestros asombrados ojos. Un lugar fascinante bajo el mar donde el tiempo pasó sin darnos cuenta.

El viaje entre cada uno de estos lugares, era momento de descanso y también de charla. Santiago, un joven pescador, nos contó como capturaba las langostas. Ahora trabaja para la cooperativa de Punta Allen donde además se forma en idiomas, naturaleza y otras muchas disciplinas para poder ser un buen guía.
Sólo nos quedaba relajarnos un rato en las aguas cristalinas de la piscina natural, aguas turquesas, cálidas, un paraiso al que nos lanzamos sin pensarlo para relajarnos después de tres horas de navegación.

 
A pesar de haber estado tres horas dentro de la barca, el tiempo había pasado volando y Santiago nos dejó en el pueblo donde buscamos un lugar para comer, un lugar auténtico y casero. Se trata de la Cocina de Lucy, no veréis cartel pero si mucho trasiego de pescadores que paran allí a comer, incluso de gente que recoge comida y se la lleva.
Es una humilde cabaña donde se come un menú muy sencillo, económico pero que no está mal. Pedimos  dos platos de cazón y un filete de puerco empanizado, podeís probar también la horchata para saciar la sed. Pagamos por todo ello 185 pesos.
Nos daba un poco de pereza, pero teníamos que retomar el largo y tedioso camino de regreso a casa, afortunadamente nuestro coche se volvió a portar como un campeón.
En Akumal vamos a la playa para descubrir que el Centro Ecológico estaba cerrado, y aunque todavía no lo sabíamos, permanecería cerrado los días que estaríamos allí por coincidir con fiesta local y fin de semana.
El día terminó de forma mágica, viendo atardecer desde el elegante chiringuito de playa, con una cerveza y un margarita en la mano, satisfechos por el día tan perfecto que había sido. Porque nos dábamos cuenta de que este viaje se estaba convirtiendo en uno de los que recordaríamos con mayor emoción el resto de nuestras vidas.
Cada noche nos relajábamos a orillas del mar en Akumal

TIPS DE VIAJE
SIAN KA'AN
BARCA EXCURSIÓN 3 HORAS - 1735 pesos - Cooperativa Los Gaytanes
LA COCINA DE LUCY
Humilde cocina local con productos frescos. Cazón y puerco con bebida para dos 185 pesos.
AKUMAL
Hora feliz: topopos, cerveza y margarita 53 pesos


DIARIO DE VIAJE: etapas anteriores
Primera etapa: ciudades coloniales, cenotes y ruinas mayas
Segunda etapa: ruta de los conventos, ciudades de piratas y ruinas puuc
Cuarta etapa: Riviera Maya

24 comentarios:

  1. Que maravilla de lugares, todo queda reflejado en la frase final de la entrada.
    Que bonito poder decir eso después de un viaje.

    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y todavía no habíamos terminado el viaje. La Riviera Maya nos regaló días de diversión, cultura y aventura a raudales...
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Vuelves a darme envidia de la mala con esta entrada. De acuerdo con Carmen, poder decir eso después de un viaje es lo mejor que hay!
    De momento me toca morir de envidia ;)
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este viaje fue alucinante... estoy segura de que terminareis viajando a México y os lo recomendamos todo.
      Un abrazo,

      Eliminar
  3. Mexico parece tenerlo todo, playas, selva, cultura, gastronomía.... Los monos aulladores y las tortugas es algo que tengo que ver!
    Un país muy rico, lo tenemos en mente!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad, no pensaba que Yucatán me iba a gustar tanto. Día tras día descubríamos algo nuevo, algo maravilloso... ha sido el viaje 10.
      Un beso

      Eliminar
  4. Que comica esta tu libreta. Vas a tener que llevarla a pasear a todos lados.
    No he visitado la peninsula pero he ido directo a Cozumel. Que maravilla es bucear en esas aguas. No se si es la narcosis de nitrogeno pero yo me siento muy relax cuando buceo profundo. Y que rico se come. Todavia me acuerdo de un Ceviche hecho con Concha o Carrucho como lo llamamos en Puerto Rico. Con mucho chile tambien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo, nosotros no llegamos a visitar Cozumel, tampoco buceamos, solo algo de snorkel para empezar nuestra primera incursión con el mundo submarino.
      Desde luego que la comida es exquisita, mas allá de las enchiladas y las quesadillas.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  5. Hola Cool, la verdad es que no termina de picarme el gusanillo por visitar México., Eso sí, imaginando ese arrecife de coral que mencionas sí que ya parece ser que pueda ver alguna posibilidad... En cualquier caso sí que parecen maravillosos todos esos lugares que nos muestras.

    Un abrazote, pareja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Antonio, en algo teníamos que discrepar, pues México fue uno de los viajes más completos, increibles y alucinantes que hemos hecho.
      Te lo recomiendo

      Eliminar
  6. Que post tan completo! Ojalá pudiera ir a Mexico pronto.
    www.itsebcblog.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá, Eider. Es un país y en concreto Yucatán, una zona espectacular.

      Eliminar
  7. Las ciudades mayas son otro sueño viajero que tengo pendiente de cumplir. A ver si se hace realidad pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica. Creo que visitar una pirámide maya es el sueño de todo viajero.
      El mio lo fue durante muchos años y cuando lo cumplía aun fue mejor de lo esperado.
      Un abrazo,

      Eliminar
  8. Siempre he dicho y diré que méxico es un destino perfecto y de lo más completo, ... las mejores playas, la mejor naturaleza, vegetación, gastronomía, cultura ... tienes de TODO ...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de ir nunca pensé que me gustaría tanto. Comparto tu entusiasmo por México, en concreto por Yucatán que es la zona que conocemos. Un destino 10.
      Un abrazo,

      Eliminar
  9. De vez en cuando veo una oferta de estas de megaresort y me digo que tenemos que aprovecharla, pero finalmente siempre me decanto por este destino. Visitar Mexico en el plan vuestro sería la opción perfecta, a ver si hago cuentas y me animo, no es un destino que acabe de llamarme al 100%, pero cuando veo las fotos y teniendo en cuenta los yacimientos arqueológicos tengo que ir sí o sí. Anoto todos vuestros hoteles, por si finalmente me decido. Muy buenas entradas, no es fácil encontrar ido de gente que haya ido por su cuenta a la Riviera Maya. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Caliope. Cuando estuvimos buscando información para el viaje había pocos que lo hubieran hecho por su cuenta. No fue fácil recopilar datos y decidir la ruta pero poco a poco fue tomando forma y de verdad que disfrutamos desde el minuto 1 del viaje.
      Mis reticencias pronto se esfumaron, pues yo no soy de playas, porque realmente tumbados en la arena estuvimos solo 15 minutos en todo el viaje.
      Espero que pronto puedas utilizar mis consejos. Si consigues una buena oferta de vuelo no te lo pienses.
      Besos

      Eliminar
  10. La verdad que México, y en especial la península del Yucatán, siempre lo he dicho, es un destino PERFECTO ... tienes tiendas para hacer shopping, arte, ... cultura, muchísima historia, ... fiesta, las mejores excursiones!, naturaleza, playas! ... falta algo ??? ....

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me falta volver!!! cómo me gustaría volver a sumergirme en el país.
      Un abrazo,

      Eliminar
  11. Coincido con que la frase del comienzo es un resumen perfecto, no lo podrías haber transmitido mejor. Siempre que pienso en este viaje dudo si ir a Sian Ka'an, sobre todo por el trayecto que siempre leo que es bastante largo y cansado, pero después de leerte creo que merece la pena el esfuerzo. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura,
      Sian Ka'an merece la pena, pero si el camino está muy destrozado (más de lo que nosotros nos encotramos) se puede hacer muy pesado el día. Te pasas horas en coche. Si el camino está decente, es un paraiso.
      Besos

      Eliminar
  12. De todo México, la zona que aquí describes en esta entrada es sin duda la que me haría visitar ese país, especialmente por la variedad de sus localizaciones, algo que sin duda valoro mucho en mis viajes, los ansiados contrastes.

    Saludos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que es una de las zonas que más nos gustaron, pero no debes perderte Mérica, Uxmal y Campeche que también nos dejaron maravillados.
      Te recomiendo el viaje.
      Un abrazo

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria