6 de noviembre de 2011

Relato Viaje India (Parte I): Delhi y Rajastán



DÍA 1: LARGO VIAJE

Cogemos el avión a Milán a las 16 horas, el vuelo a Delhi sale con algo más de media hora de retraso. Por fín llegamos a Delhi al día siguiente alrededor de las 10 de la mañana (hora local). Vamos a por nuestras mochilas y comenzamos lo que será nuestra aventura en India.

DÍA 2: DELHI

Y una vez recogidas nuestras mochilas salimos de la terminal y ya tenemos a nuestro chófer esperando con un cartel para llevarnos durante 12 días por el Rajastán. Se llama Dill y peretenece a la empresa de Mahendra (ver datos en la entrada PRIMERAS IMPRESIONES).
Lo primero es elegir un hotel, tenemos pensado el Grand Godwin. Mahendra se pone en contacto por teléfono para preguntarnos si todo va bien y darnos la bienvenida y le comentamos si nos puede reservar habitaciones en ese hotel.  Al rato nos llama y nos da precios del Grand Godwin y del Godwin Deluxe y nos decidimos por este segundo para darnos un pequeño lujo después del largo viaje.
Estamos ansiosos por empezar pero antes tenemos que comer algo y nos decidimos por empezar a tope en el Anand Restaurant con su especialidad: el Chicken Biryani que se convertirá en un habitual en nuestras comidas.
De aquí salimos hacia el Qutb Complex. Un impresionante complejo coronado por el majestuoso QUTB MINAR: torre de la victoria de 5 plantas que se construyó para anunciar el advenimiento de los sultanes musulmanes. (entrada 250 Rs).


Es un recinto muy bonito con muchos edificios y construcciones preciosos.
Tras esta primera incursión en la arquitectura india nos vamos al LOTUS TEMPLE: edificio moderno de la sect Bahai para después visitar la TUMBA DE HUMAYUN.


Precioso mausoleo mogol con jardín. Son muy bonitas las jaalis, las celosías talladas en piedra.
De aquí pararemos en INDIA GATE, un arco inmenso de arenisca que se construyó en conmemoración de los soldados indios y británicos caidos en la I Guerra Mundial.


Tras todo este ajetreo vuelta al hotel, siesta para recuperarnos un poco del jet lag, ducha y cena por los puestos callejeros de la calle del hotel. Unos pinchos y kebabs a la barbacoa y un pollo tandoree,  de postre unos plátanos y directos a dormir. 

 DÍA 3:MANDAWA

Desayunamos un buen desayuno indio en el hotel y salimos con Dill rumbo a Mandawa en la región de Shekhawati. Nuestra opción inicial había sido ir a dormir a Bikaner. Lamentablemente el monzón se estaba retirando, pero había dejado a su paso los caminos destrozados, nuestro chófer nos dijo que era imposible llegar hasta allí y nos ofreció la posibilidad de dormir en Mandawa.
Las predicciones de Dill se confirmaron y lo que iba a ser un trayecto normal se convierte en una odisea ya que las carreteras eran ríos y nuestro conductor se convirtió en marinero a ratos.


Después de bastantes horas de coche, parando en algún templo por el camino y a comer en un restaurante de carretera llegamos a nuestro destino: Hotel Heritage Mandawa.
Tras acomodarnos intentamos un recorrido por el pueblo, pero no nos orientamos bien, así que volvemos y pedimos a un señor perteneciente al personal del hotel que nos acompañe y nos haga de guía.
Las havelis de la zona sonmansiones de las familias ricas, sobre todo antiguos comerciantes, que muestran exhuberante frescos, algunos restaurados, otros no. Pero todos son fascinantes. Mandawa es una parada que merece mucho la pena, un lugar menos visitado que otros y con un gran patrimonio arquitectónico.


Tomamos nuestras primeras Kingfisher del viaje (cervezas enormes,que pueden ser normales o strong, al gusto del consumidor) y antes de cenar el hotel nos había preparado una sorpresa muy especial. Al llegar les habíamos preguntado si organizaban algún espectáculo porque lo habíamos visto en fotos en el hall. Nos dijeron que ese día no, pero se las habían apañado para llamar a una pareja local que nos ofreció un espectáculo típico de la zona con marionetas y música tradicional. Nos gustó muchísimo.
Marionetas en el patio del hotel
Cuando salimos encontramos casi todos los puestos cerrados, no teníamos mucha hambre así que compramos algún dulce y fruta para cenar y terminar así el día.
 DÍA 4:BIKANER

Iniciamos el viaje a Bikaner después del desayuno. Hoy el camino está mucho mejor y nos cuesta la mitad de tiempo llegar. A mitad de ruta probamos nuestras primeras PAKORAS (tempura india de verduras picante).
El hotel elegido hoy es el Sagar. 
Después de instalarnos salimos a visitar el JUNAGARH FORT (200 Rs + 100 Rs por la videocámara). Fuerte que formó parte de uno de los 3 reinos del desierto del Rajastán junto con Jaisalmer y Jodhpur.
El fuerte está muy bien conserado y es el más ornamentado de todo el Rajastán. Dentro veremos lujosas estancias, fotos de los diferentes Majarahas y piezas como armaduras, cascos, armas, un avión... y una curiosa cuchara que utilizaba el Majaraha para no mojarse el bigote al tomar sopa.


Comeremos en la azotea del Hotel HARASAR HAVELI, una buena comida de calidad, por 1350 Rs los cuatro con postres y te incluidos.  
Por la tarde visitaremos la Granja de Camellos (Camel Breeding Farm a 9 km al sureste de Bikaner; 20 Rs por persona + 20 Rs por cámara) que abastece de estos animales a toda la India. Allí probamos un helado o kulfi de leche de camello, que a mi personalmente me encantó y a otros no tanto. 
Vimos a los sementales, al campeón de la feria (Mister Universo nos dijo el guía de la granja), a los bebés mamando... Es una visita interesante donde se aprecian las cuatro diferentes razas de camello que se crían en la granja. El bikanerí es el más extraño con orejas peludas.


Luego visitamos uno de los templos más impactantes del mundo, sobre todo para nuestros ojos europeos: el Karni Mata Temple (a 30 km al sureste de Bikaner) o Templo de la Rata.
Habitada por cientos de ratas que son sagradas y que los monjes y visitantes alimentan.

 

Fue algo realmente increible descalzarse y que las ratas se te cruzaran e incluso pasaran por encima de tus pies. No vimos occidentales pero los lugareños iban descalzos, sin calcetines. Nosotros, como ya comente en la entrada: India primeras impresiones, llevábamos dos pares de calcetines y aun así, íbamos casi de puntillas.
El olor dentro era penetrante y bastante asqueroso, la verdad, ya que los pequeños animales hacen sus necesidades donde les apetece y sobre todo dentro del templo era difícil respirar. Un lugar complicado e inolvidable, pero sin duda merece una visita, si te gustan las experiencias "extremas".
Ya de vuelta a Bikaner, dentro de la ciudad amurallada, el templo jainista del s. XVI BHANDESHAWAR es otra visita interesante. Un simpático hombrecillo que se nos presentó como el "sacerdote-cura" del templo nos acompaña en la visita. Este templo está hecho con mantequilla o Gee y en algunos lugares vemos restos de esta grasa derretida por el calor.

Templo de...¿¿¿ Mantequilla???

Terminaremos el día con cerveza, patatas fritas y plátanos en la habitación. 

DÍA 5: JAISALMER
Después de comer en el camino llegamos a Jaisalmer y nos alojamos en el Royal Jaisalmer, donde Mahendra nos espera para darnos la bienvenida a su ciudad y acompañarnos hasta que nos hospedamos en el hotel. Después Dill nos lleva a Bada Bagh a 7 km al norte.


 
Se trata de unos cenotafios reales delicadamente tallados, hacemos miles de preciosas fotos  con la luz de la tarde y en cuanto llega un bus repleto de turistas nos marchamos hacia el SUNSET POINT (50 Rs por persona). 
Aquí hay otro pequeño grupo de chatris y una bonita vista del fuerte y de la puesta de sol. El color de las murallas es increible.
Cuando volvemos al hotel descansamos un rato tomando unas cervezas en la azotea con maravillosas vistas de cuento, de leyenda del desierto.
Allí Mahendra viene a buscarnos y nos dice que ha reservado  para cenar en el Restaurante Mónica, muy cerca de la entrada del fuerte.
La cena es una pasada, además nos preparan una mesa especial, de nuevo con fabulosas vistas al fuerte iluminado.
Charlamos con el gran jefe y nos cuenta su increible historia que comienza en el 2007 con dos turistas españoles y llega hasta hoy con más de 400 y varios chóferes a su servicio. 
Tras la cena salimos a paser por las callejuelas de la ciudad amurallada. Iluminadas y en soledad, salvo por las vacas que hay que sortear termina un día perfecto.
La temperatura en Jaisalmer a partir de las 18 horas es excelente y hemos disfrutado mucho del paseo nocturno, casi nos parecía  estar en un pueblo medieval europeo.
DÍA 6: JAISALMER
Paseando por las callejuelas llegamos a los TEMPLOS JAINISTAS (100 rs + cámara) que los ricos mercaderes erigieron en los s. XV y XVI. Solo se pueden visitar de 7 a 12 horas, conviene madrugar para verlos más tranquilos. La entrada da acceso a dos templos, merece mucho la pena su visita.


Luego seguimos callejeando y entramos en el complejo real compuesto por varios edificios intercomunicados (con la entrada se incluye la audioguía y la cámara). Las vistas desde lo más alto son dignas de ver, así como los azulejos y mosaicos que decoran el palacio.


De gran belleza es la plaza Dussehra Chowk que está rodeada por el complejo palaciego y por otros edificios muy bonitos.
Nos vamos a comer algo al hotel y disfrutaremos de la piscina en las horas de más calor, hasta las 16.30 horas que hemos quedado con nuestro chófer para que nos lleve a visitar las havelis de la ciudad. Hemos tenido que descartar el safari por el desierto por problemas estomacales de alguno de nosotros. No obstante las visitas de la tarde son alucinates.
Comenzamos por la impresionante PATWON KI HAVELI que cuenta con 66 balcones y unas celosias muy elaboradas y complejas. Los artesanos de Jaisalmer son reputados artistas que en la actualidad son demandados en los Emiratos Árabes y Qatar para que decoren los palacios del pais.

 
Después Dill nos lleva a Mandir Palace, un palacio museo, parcialmente convertido en hotel de lujo que acoge una selección de objetos del Majaraha.
Luego, en GADISAGAR LAKE, al sureste de las murallas, disfrutaremos y nos relajaremos viendo como la gente alimenta a los peces, que parecen agresivos tiburones. La bonita puerta que conduce a la reserva de agua de lluvia fue mandada construir por una cortesana, que la coronó con una imagen de Krishna.


Después, ya solos, callejeamos por la ciudad hasta la NATHMALJI'S HAVELI y descubrimos la vida cotidiana de la gente del lugar. Los niños nos persiguen para que les hagamos fotos, para que bailemos, quieren hablar con nosotros a toda costa.


Cenamos, de nuevo en la azotea del hotel, con unos chicos cantando y tocando música para nosotros.


DÍA 7:JODHPUR

 Tras un tortuoso camino y una parada en el camino para tomar un delicioso té, llegamos a la ciudad azul.
La primera visita de la mañana es el MEHRANAGARH FORT (300 Rs incluye audioguia + 200 Rs por cámara de fotos y de video), el más majestuoso del Rajastán.

Unas murallas inexpugnables rodean los delicados palacios de su interior. Las vistas de la ciudad azul desde el fuerte son maravillosas, únicas. Los palacios exuberantemente decorados con pan de oro, azulejos, mosaicos, espejos y estucos son de gran belleza y majestuosidad.
 
Ya fuera pararemos a hacer una foto el cenotafio de JASWANT THADA, elegante monumento de marmol blanco y nos dirigimos al hotel KP HAVELI. 
Después salimos hacia el Sardar Bazaar y nos tomamos uno de los mejores y más consistentes lassi de todo el viaje. En un lateral de la entrada al mercado, es lo único que ofrecen en el local, pero merece la pena por 20 rs.
El mercado es muy grande y vemos tiendas y puestos de comida, especias y también mucho grano y legumbre. Hacemos algunas compras de incienso y ropa y nos vamos a descansar.

Mercado y Torre del Reloj al fondo
Calles azules de Jodhpur

Antes de cenar paramos a comprar té y especias en NV SPICES, recomendado en la Lonely por la calidad de sus productos. Unos 400 gr de Té masala salen por 550 rs, pero merece mucho la pena, es un té de gran calidad con el que seguimos deleitándonos en las tardes frias ya en casa.
Cenamos en el jardín de ON THE ROCKS, restaurante frecuentado por turistas y locales con un ambiente encantador. (1250 rs cuatro personas)

Continuará.....
Puedes leer el resto del relato en Rajastán y en Agra, Varanasi y Delhi
Opiniones de todos los hoteles: Hoteles en India

7 comentarios:

  1. Muchos me preguntais por el Templo de las Ratas.
    Fue una visita muy impactante, pero las ratas no eran lo que daba asco en sí, sino el olor penetrante ya no tanto en el patio del templo como dentro donde fue realmente complicado respirar. Yo no aguanté mucho rato y preferí salir fuera y tomar aire.
    Las ratas son muy pequeñitas, casi parecen ratones, pero hay miles saltando y corriendo por todos los lados y los tienes que esquivar para no pisarlas.
    Si no soportais las ratas mejor no entreis, pero es una visita incomparable y única.
    Gracias por vuestro interés.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un viaje impactante y para el que tienes que estar preparada. Lo de las ratas sí que me ha impactado bastante, pero lo que más me ha llamado la anteción es la decoración tan bonita y elaborada que te encuentras por las ciudades.
    Por cierto Mónica, me tienes que enseñar esas pulseras artesanas que os habéis traído!!
    Enhorabuena por la página y por pedazo viaje!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues, Patricia, las pulseras eran tan artesanas que llegaron rotas a casa. Que disgusto con lo bonitas que eran, pero eran como de arcilla lacada y se partieron del viaje.
    Que pena que me dió.

    ResponderEliminar
  4. Que original lo del color azul!! ¿sabes si lo pintaron así como reclamo turístico o tiene otra explicación? Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice que se pintó azul para ahuyentar los mosquitos y el calor... tienes que ir Lola, el fuerte de Jodhpur es impresionante.
      Un abrazo,

      Eliminar

Diseño web por Hazhistoria