18 de octubre de 2015

La Esencia de Rumanía (primera parte)

Viajamos a Rumanía sin saber muy bien qué nos íbamos a encontrar. Cualquier otro país al que hemos viajado lo tenemos muy visualizado, muy interiorizado. Sin embargo Rumanía todavía es una gran desconocida para muchos viajeros españoles.
Así, expectantes, es como nos embarcamos en un viaje de 15 días por este país y cada día, nos asombrábamos con los frondosos bosques de los Cárpatos, los pueblos anclados en el pasado o los espléndidos monasterios del norte.


Castillo de Bran - Rumanía

A lo largo de nuestra expedición, pudimos sumergirnos en la cultura rumana gracias a la ayuda de Visita Rumanía, un proyecto que busca acercar este país al viajero. Así fue como nos alojamos en lugares diferentes y nos fascinamos con el folclore, la tradición, el arte y la naturaleza rumanas.

 

TRANSILVANIA

Sinaia
En esta localidad, perteneciente a Valaquia pero muy cercana a Transilvania, encontramos dos visitas interesantes: el monasterio de Sinaia y el Castillo de Peles.
La primera imagen que el castillo nos ofrece es arrebatadora, parece sacada de un cuento, rodeado de un jardín, a modo de los paisajes ingleses y con sus encantadoras torres dominando el paisaje. Y si por fuera es bucólico, por dentro es exuberante, decorado mezclando estilos europeos y orientales que desbordan al visitante que no sabe dónde mirar.
Castillo de Peles - Rumanía

En el piso de abajo, encontraremos un vestíbulo decorado con vidrieras, bajorrelieves, tapices, esculturas alegóricas... todo nos anticipa cómo será el resto de la visita.
Otro lugar maravilloso de esta planta baja es la biblioteca, donde se guardaban 10.000 ejemplares ya que el rey Carol I era un gran lector y hablaba varios idiomas en los que encontramos escritos diferentes libros. Decoraciones en maderas nobles, pinturas de Gustav Klimt, pan de oro, habitaciones de estilo morisco, francés o turco, incluso el teatro de la Cámara... todo excesivo, pero que muestra el buen gusto de la reina Elisabeta, responsable de la decoración del palacio.
En la parte de arriba, se visitan los aposentos reales y los de invitados, todos con baños privados y podremos ver uno de los primeros inodoros con agua corriente del mundo. Los guías nos enseñan entusiasmados las puertas secretas y corredores que comunican entre si habitaciones, cámaras y salones.

Castillo de Peles - Rumanía
Patio interior del Castillo de Peles

Más abajo, en el pueblo, el monasterio de Sinaia aun aloja a una veintena de monjes. La Biserica Mare, dedicada a los Santos Pablo y Pedro, llama la atención por su pórtico en estilo brancovino. En el interior podremos ver interesantes frescos neobizantinos.

Monasterio de Sinaia - Rumanía


Rasnov
La parada en Rasnov es para contemplar su ciudadela, un fuerte Dacio cuyo interés radica en sus impresionantes restos sobre una colina (a la que podremos subir caminando o en un trenecito tirado por un tractor) que nos ofrecen bellas vistas a las montañas.
Ciudadela de Rasnov - Rumanía

Bran
Este núcleo urbano se ha convertido en destino de todos los circuitos turísticos que recorren el país. La visita al Castillo de Bran es obligatoria, ya que se le conoce como el Castillo de Drácula y eso que no se ha podido demostrar que el famoso Vlad Tepes pasara aquí ni una sola noche. No obstante el reclamo turístico funciona y es uno de los lugares más visitados del país, hecho que pudimos constatar en nuestras propias carnes.

Castillo de Bran

Construido sobre un peñasco de más de 60 metros de altura no esperéis encontrar un lúgubre castillo rodeado de bosques, acunado por el aullido de los lobos... de hecho, su interior es un soleado y encantador patio, rodeado de encalados y blancos muros con flores.

Castillo de Bran - Rumanía

La visita del interior te lleva por pasadizos y angostas escaleras, a veces un poco incómodo de visitar por la gran afluencia de visitantes.
A pesar de todo, es una visita muy interesante que no hay que dejar de incluir en nuestro itinerario por el país.

Moeciu de Sus
En el área montañosa de los Cárpatos, al límite del Parque Nacional Bucegi se ubica este pequeño núcleo rural rodeado de bosques, praderas y montañas. Es un fantástico punto de partida para visitar muchos lugares emblemáticos del país como Bran, Sinaia, Brasov o los montes Bucegi, sin perder la oportunidad de conocer de cerca el mundo rural de Rumanía, ya que los habitantes de Moeciu se dedican fundamentalmente a la cría de animales del modo tradicional.
El atardecer sobre las montañas nos sorprendió caminando por los alrededores

Nuestra ruta pasaba por este lugar y nos alojamos en Cabana Bradul, una casa que Nacho y Ioana gestionan.

La casa familiar de Ioana, se abre ahora al viajero, con cómodas y amplias habitaciones y apartamentos con baño privado, con jardines con vistas de lujo a las montañas y nos brindaron la oportunidad, además, de degustar la comida tradicional que Ioana y su madre cocinaron para nosotros.
Pudimos probar el famoso queso de la zona, nos gustó especialmente un queso curado con corteza de pino; la tradicional ciorba con albóndigas; el bulz, un plato hecho con queso y polenta que se toma en Transilvania y que la abuela de nuestra anfitriona toma a diario y el papanasi, una especie de donuts transilvano relleno de queso, con nata y confitura.
El desayuno que nos sirvieron también fue contundente y delicioso, y lo mejor, todos los productos son naturales y elaborados en casa.
Desayunando en Cabana Bradul

Caminando por los alrededores del pueblo, nos asombramos por la belleza del paisaje (el pueblo está en medio de tres valles), por el silencio, por la distancia que separaba nuestras vidas de ese lugar, viendo los animales pastar en las praderas, a la gente dirigiéndose a sus quehaceres con herramientas para nosotros solo conocidas a través de fotografías antiguas, las construcciones tradicionales para almacenar el heno...

Moeciu de Sus - Rumanía
Construcciones tradicionales rurales

Por ese día nuestro viaje no solo visitó un lugar desconocido y nuevo, sino que nos llevó a una época pasada.

Moeciu de Sus - Rumanía
Valles al inicio de los Montes Bucegi

IGLESIAS SAJONAS FORTIFICADAS

En Transilvania hay decenas de pueblos con iglesias fortificadas, siete de ellas se han incluido en las lista de Patrimonio de la UNESCO. Nosotros visitaríamos algunas de estas joyas y volveríamos a ver pueblos de otro tiempo, sin asfaltar, nos cruzaríamos en el camino con carros tirados por uno o dos caballos y una vez más, la Rumanía más tradicional se abriría ante nosotros.


La explicación de que este tipo de construcciones sea tan habitual en la zona, la encontramos en las invasiones otomanas, que propiciaron la construcción de estas pequeñas fortificaciones, que rodeaban la iglesia, de modo que podía albergar a la población y soportar asedios más o menos prolongados.

Viscri
Llegamos a este pueblo sajón, uno de los mejor conservados de Rumanía, agotados por los baches del camino. Niños gitanos jugaban en las calles, las ancianas sentadas a las puertas de las casas nos miraban curiosas y nuestro coche circulaba por sus calles sin asfaltar rompiendo la tranquilidad del lugar.
En lo alto del pueblo se alza la iglesia fortificada y una anciana, con la cabeza cubierta por un pañuelo, nos cobra los 4 lei de la entrada.
El recinto amurallado y su iglesia conforman una imagen deliciosa, incluso se puede acceder a la torre desde donde las vistas son como de cuento.

Iglesia fortificada de Viscri


Malancrav
El tranquilo y aislado pueblo de Malancrav alberga la mayor población sajona de la región, que convive con numerosos vecinos de raza gitana.
Elegimos esta población para pasar la noche en una casa tradicional, en la que sus propietarios han conservado toda su esencia. Malancrav 276 es el nombre y también la dirección de este curioso alojamiento. Nuestras anfitrionas no hablaban nada de inglés y con el poco alemán que yo conozco nos hicimos entender.
Nos asignaron un enorme apartamento antiguo con mucho encanto, caldeado por una enorme chimenea de cerámica. Decorado con elementos tradicionales y con muebles antiguos la noche se nos presentaba muy especial.
Malancrav

Para el desayuno y la cena, nuevamente nos ofrecieron productos locales, cocinados por ellos mismos. La ya habitual ciorba con verduras y polenta, algo de carne adobada con cartofi (patatas) de acompañamiento y un pastel casero, con vino y licor. Estábamos encantados de haber elegido este lugar y esta experiencia.
Cena tradicional en Malancrav

Por la tarde salimos a pasear por el tranquilo lugar, y solo nos cruzamos con algún pastor que recogía sus vacas y un puñado de vecinos. El silencio solo se rompió por las ocas que caminaban por la calle, enfadadas de vernos por allí.

Malancrav

La joya de Malancrav es su iglesia fortificada, que alberga uno de los mejores frescos de Transilvania.
Iglesia fortificada de Malancrav
Frescos de la Iglesia de Malancrav

Cuando llegamos a primera hora de la mañana, estaba cerrada, pero mientras fotografiábamos el exterior una anciana me gritó, también en alemán, para indicarme que ya llegaba para abrirnos la puerta.

Aquí solo tienes que dejar una ayuda para la conservación y nos obsequió, agradecida, con un folleto con información de las iglesias fortificadas más importantes de Transilvania.
Sus famosos muros pintados nos asombraron nada más acceder. Narran pasajes de la Biblia en cuatro filas que se leen en forma continua y que adornan el interior de la iglesia en un modo único.

Biertan

Biertan (8 lei), es la primera iglesia fortificada declarada patrimonio de la UNESCO y se dice que es la mejor conservada de todo el país. Sus torres pueden verse desde la distancia cuando nos acercamos al pueblo.
Iglesia fortificada de Biertan

Además de su recinto amurallado formado por tres murallas concéntricas comunicadas por puertas torre, esta iglesia fortificada posee dos curiosidades que la hacen especial: la puerta de la sacristía con 19 cerraduras que protegían los tesoros guardados aquí y la prisión de los matrimonios. Ésta torre funcionaba como lugar para evitar los divorcios. Se cuenta que en ella se encerraban a las parejas que querían divorciarse y dicen que el sistema "funcionaba", pues solo una pareja consumó su separación.

Harman
La Iglesia Fortificada de Harman  (7 lei) está muy bien conservada y permite recorrer parte de su muralla, visitar estancias convertidas en museo, la pequeña iglesia y la torre del reloj.
Iglesia fortificada de Harman
Torre del reloj de la Iglesia fortificada de Harman

No está incluida en la lista de la UNESCO por el momento, pero su visita es muy recomendable.
Iglesia fortificada de Harman


Prejmer
La fortaleza de Prejmer (8lei) fue construida por los caballeros Teutónicos y es una de las más impresionantes de la región ya que fue la fortificación más poderosa de Transilvania. Dispone de tres recintos amurallados y una reja levadiza en el interior de la puerta torre. En el recinto interior se ubican numerosas celdas numeradas para que la población pudiera vivir allí durante los asedios, con comedores y galerías para alojar a toda la comunidad.
Iglesia fortificada de Prejemer

Esta zona de Rumanía es muy interesante y merece la pena dedicarle unos días recorriéndola sin prisas, dejándonos llevar por su vida sosegada, donde parece que el tiempo se detuvo.
Aunque otra zona que no se le queda a la zaga es el desconocido norte, con regiones espectaculares como Bucovina y Maramures.
Podéis descubrir el resto de alojamientos de Rumanía en este resumen con comentarios.

21 comentarios:

  1. Con ganas de leer mas sobre vuestro viaje por las tierras de Drácula ;)
    Por ahora me gusta lo que nos muestras ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque tradición de vampiros hay poca, Vlad Tepes está presenet en muchos lugares del país. Nos encontraremos con él a lo largo del viaje.
      A ver si te sigue gustando.

      Eliminar
  2. Preciosas fotos e increíble Rumania! Me ha cautivado la hospitalidad, la cocina con viandas locales y los bucólicos paisajes. Oye que decepción que el castillo del empalador no de miedo no? Por lo demás espero los siguientes capítulos que ya se que me gustaran. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de miedo Vero... de hecho el que se dice que es el verdadero castillo de Drácula es Poenari, en Valaquia. Una fortaleza en ruinas a la que también fuimos.
      No obstante, con Drácula o sin él Rumanía es un país muy interesante.
      Otro abrazo para tí

      Eliminar
  3. Tienes razón con que Rumanía es poco conocida en España. Aparte de los castillos más famosos desconozco todo lo demás, pero ya son varias personas que conozco que han ido y todas coinciden en que es muy muy recomendable, así que me ha picado el gusanillo. Estaré pendiente de tus relatos. Las fotos son preciosas, dan ganas de tirar para allá. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caliope :)
      Pronto os traeremos más notas, sobre el norte del país que es la región que más nos impresiono.
      Te recomiendo el viaje, aun es económico para el viajero
      Besos

      Eliminar
  4. Veo que habéis aprovechado bien el tiempo. Varios de estos lugares no los he visto ni yo, que he estado unas treinta veces en Rumanía.

    Me alegra que os haya gustado un país que siento tan cercano, aunque si la gente de Bucarest os oye decir que Sinaia parece Transilvania no creo que estuvieran muy de acuerdo. :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Floren, lo rectificaré porque no quiero general malos entendidos ;)
      La verdad es que nos encantó, seguí varias de tus recomendaciones y hemos descubierto un país increible.

      Un abrazo para tí también

      Eliminar
  5. Pues ya había leído algo de Rumanía y me había quedado con las ganas de más. Vaya paisajes los Cárpatos! Esperando la segunda parte ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el próximo post lo contaremos, hicimos una excursión en un tren a vapor por los Cárpatos que es una maravilla. Me alegro de que te esté gustando.
      :)

      Eliminar
  6. Precioso blog, esperaré las siguiente entradas, un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Solo pretendemos contar nuestros viajes con consejos para que futuros viajeros puedan utilizarlos. Es nuestra razón de ser :)

      Eliminar
  7. Pues yo estuve en Rumanía con mis padres hace ya muuuuuuuuuchos años. Eran otros tiempos para un país con una historia reciente tan convulsa. Me acuerdo de aquel viaje, de los monasterios ortodoxos, de sus solitarias zonas rurales, del castillo de Vlad Tepes, y de un viaje nocturno atravesando Transilvania mientras leíamos "Drácula" de Stoker echando a volar la imaginación... Creo que es un gran destino del todo desconocido en España. Me ha parecido estupenda vuestra elección. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! desde luego no podíamos dejar pasar la oportunidad de volar desde nuestra ciudad con WizzAir.
      Creo que con ojos de niño o adolescente la impresión de Rumanía sería totalmente diferente a la actual. A mi me pasa constantemente cuando vuelvo a un pais que visité de pequeña.
      Un abrazo,

      Eliminar
  8. ¡Qué maravilla! Es un país del que no conozco casi nada y supongo que debe ser alucinante irlo descubriendo sobre la marcha. Ahora mismo lo incluyo en mi larga lista de destinos pendientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tawaki, más o menos eso nos pasó. Tuvimos que improvisar un viaje y elegimos Rumanía porque salían vuelos baratos desde nuestra ciudad. Así fue como nos dimos cuenta de que habíamos hecho una buena elección.

      Eliminar
  9. Hemos seguido tu blog y tus recomendaciones y tambien hemos hecho el tour por rumania, muchisimas gracias!! Nos ha gustado un monton! Las gentes super amables, los paisajes y monumentos preciosos. Eres una crack!tienes un blog genial :)
    Xandra y ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro muchísimo Xandra de que lo hayáis pasado bien y de que os hayamos podido ayudar, aunque sea un poco. Tienes toda la razón, es un país que merece la pena.
      Gracias por vuestro comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Hola!
    Te sigo por facebook y recuerdo leer el año pasado tus artículos, no es un destino habitual, pero siempre ha estado en nuestra lista y me encantó leer tus relatos. Por fin hemos comprado vuelos y vamos el año que viene, muy poquitos días (solo Transilvania) y con niños (ritmo lento), pero toda esta información me viene muy bien. Muchas gracias!!
    Por cierto, no recuerdo el mes en el que hicisteis el circuito ¿cual fue? Nosotros vamos en abril y no sé que tal temperatura en Transilvania

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mapani,
      disculpa la tardanza en contestar, hemos estado en China y sin redes sociales todo el viaje.
      Nosotros fuimos en septiembre y hacía algo más de fresquito que en España. Sobre todo esta zona que es montañosa.
      Por cierto, si vais a Transilvania os recomiendo la Cabana Bradul de Nacho y Ioana, es fantástica para un viaje en familia. Y sus desayunos y cenas son de infarto.
      Tenednos al corriente de vuestro viaje.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Muchas gracias!!!! Cuando empiece a organizar ya más en serio el viaje ya te preguntaré dudas. Un abrazo!

    ResponderEliminar

Diseño web por Hazhistoria