29 de mayo de 2011

BONE CORRE POR EL SUR DE FRANCIA

En nuestro viaje por el sur de Francia sabía que no iba a tener ningún problema para entrenar, pero no imaginaba los escenarios tan variopintos por los que he corrido, desde ciudades, hasta pueblos medievales, pasando por viñedos, campos, rios y montañas.

Mi primer entrenamiento fue al amanecer en Carcassonne. Antes de que saliera el sol salí a correr por la ribera del Canal du midi y pude ver la imponente Ciudadela medieval iluminada.  Había un circo en la ciudad y sin darme cuenta me metí por donde estaban descansando los caballos, así que di la vuelta no fuera a ser que también estuvieran por ahí las pobres fieras y nos dieramos un susto mutuo.
Lamentablemente a mi regreso hacia el pueblo no pude ver la Ciudadela amaneciendo pues estaba cubierta por la niebla. Por suerte, nos hizo posteriormente un día soleado y disfrutamos del paseo y la visita a la ciudad.

Después corrí en Albi, otra bonita ciudad de la región. Esta vez fui por la tarde e intenté localizar un parque, encontré uno pequeño y tuve que dar bastantes vueltas. A las 18 horas, cuando estaba en mitad de una de las vueltas empezó a sonar una sirena, imaginé que por ser Francia, cerrarían a esta hora, así que me dirigí a la salida, gracias a mi intuición no tuve que dormir en un banco del parque.

Ya en Toulousse, localicé un buen recorrido, de nuevo el Canal du Midi me acompañó un rato hasta la orilla del rio Garona. Llegué hasta el puente de Saint Michel y seguí por la orilla pero como no encontraba el canal de nuevo me puse a callejear, llegando hasta el Capitolio y de allí al hotel. Como era pronto cuando llegué al hotel, seguí un rato más por el otro lado del canal.

En Sarlat, ya vi que el trazado tendría muchas cuestas. Comencé a subir una montaña, rezando por si no volvía a Sarlat. Cuando ya tenía que preguntar a alguien vi una señal que indicaba que estaba solo a 2 km!!! Decidí seguir corriendo un poco más.

En Monbazillac he tenido la oportunidad de compaginar mis dos pasiones el buen vino y correr. Y es que entrenar entre las viñas es toda una experiencia. La tarde está nublada pero el tiempo me acompaña. Aprovecho y me llevo alguna botella de buen vino para mi regreso a casa, que ya queda menos pues aquí termina nuestro viaje por el Sur de Francia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Diseño web por Hazhistoria